Baixo Miño

Carlos Núñez llena la Catedral de Tui de cantigas sacras

Baixo Miño

comarcas

Carlos Núñez llena la Catedral de Tui de cantigas sacras

Carlos Núñez, ayer, en el concierto en el que ofreció una selección de cantigas gallego-portuguesas.
photo_cameraCarlos Núñez, ayer, en el concierto en el que ofreció una selección de cantigas gallego-portuguesas.
El gaitero vigués clausuró ayer el festival de música IKFEM, organizado por la Eurocidade
n n n Un final de lujo para una edición excepcional pese a la pandemia de coronavirus. El IKFEM, el Festival de Teclado de la Eurociudad Tui - Valença, decía en la noche de ayer, domingo, adiós hasta el próximo año con un concierto a cargo del vigués Carlos Núñez, el gaitero gallego más internacional y uno de los músicos más importantes del mundo en su género.
La cita, patrocinada por la AECT Galicia - Norte de Portugal, fue en la Catedral de Tui, un marco imponente que Núñez no dudó en utilizar para mostrar la belleza de las antiguas cantigas sacras gallego-portuguesas, un repertorio que quiso poner en valor. Y es que este artista no solo es famoso por su virtuosismo; también se ha destacado en los últimos años por su labor de investigación y de divulgación de la música celta y antigua.
Para una ocasión tan excepcional, el vigués quiso estar acompañado por dos músicos residentes en Tui y que destacan en el ámbito de la tecla: su compañero desde hace décadas Pancho Álvarez, que entre muchos otros instrumentos toca la zanfona, y el pianista Daniel Pereira, que sorprendió tocando los órganos barrocos de la Catedral, que cuentan con más de 300 años de antigüedad y que sorprendieron por la sonoridad y solemnidad que dieron a las piezas escogidas por Carlos Núñez.
El concierto entusiasmó y emocionó a un público limitado en número por las medidas anticovid y que días antes ya había agotado las entradas.
Previamente, y dado el carácter transfronterizo de este festival, actuó el trío portugués Ensemble Med, que también cuenta con un instrumento de tecla inusual: la nyckelharpa nórdica, una especie de híbrido de zanfona y fídula.
El IKFEM se desarrolló en Tui desde el 2 al 11 de octubre, lo que supone su edición más larga y especial de sus ocho años de historia. Por sus escenarios pasaron artistas y formaciones de los más diversos estilos dentro de la música, pero con el denominador común de la sensibilidad lírica y la presencia del teclado. Así, entre otros artistas, este año se contó con la participación de la cantante lírica Ainhoa Arteta, el cuarteto luso Contratempus o el trío Casperverk. Además, se pudo seguir una edición del festival por streaming, el IKFEM Digital, en colaboración con Abanca, en la que distintos astistas mostraron su producción fruto del confinamiento durante la pandemia. n

Más en Baixo Miño
Comentarios