Abrazo del Oso

Los dirigentes de Ciudadanos están desatados. Fueron de los que con más ahínco defendieron la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir Cataluña, quienes apostaron por la celebración de las elecciones autonómicas cuanto antes, con la intención de revalidar el liderazgo de la oposición, y aún más ahora quiere el compromiso de los otros partidos constitucionalistas de que apoyarán a la lista más votada entre ellos para sustituir a los nacionalistas. O sea, que han cogido carrerilla y quieren marcar la agenda al PSC y al PP, que claro ya han contestado que una cosa es no pisarse la manguera y otra distinta ponerse a su servicio sin que todavía se haya jugado el partido.  Inés Arrimadas quiere dar el abrazo del oso a los dirigentes de los otros dos partidos, Iceta y Albiol, que recuerda al que Mayor Oreja le dio al PSE. Pero luego fueron los socialistas vascos los que llegaron a la Lehendakaritza.