Fuego amigo

Dice el refrán que no hay peor cuña que la de la misma madera y eso es lo que está pasando ahora mismo en el PP, que el enfrentamiento entre quienes aspiran a liderar el partido está siendo todo menos amable.
En las filas de Soraya Sáenz de Santamaría parecen convencidos de que el famoso "video" en su contra ha salido de gente del propio partido. Mientras que en las filas de Pablo Casado se asegura que ellos nada saben y nada tienen que ver con el polémico vídeo donde se cuestiona la idoneidad de Sáenz de Santamaría para convertirse en la jefa de filas del PP.
No hay que engañarse, y supongo que Soraya Sáenz de Santamaría no lo hace, de manera que sabe mejor que nadie que tiene muchos partidarios pero también detractores.
Y aunque Pablo Casado, según afirma, nada tenga que ver con el vídeo, lo cierto es que su "campaña" para hacerse con el santo y seña del PP está siendo dura y sin concesiones hacia su ya única adversaria. Por su parte Soraya Sáenz de Santamaría prefiere insistir en que sus adversarios no están en el PP sino en otros partidos, que es la manera elegante de elevarse sobre la pelea que se trae con Casado.
¿Qué va a pasar en el Congreso del PP? Sinceramente no creo que nadie lo sepa. La suerte puede caer tanto en la casilla de Sáenz de Santamaría como en la de Casado, pero la segunda pregunta que hay qué hacer es si quién gane contara con el perdedor o si por el contrario lo enviara al ostracismo.
Están por ver las heridas que van a resultar de la confrontación entre Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, pero lo que es evidente es que será difícil que al día siguiente del congreso esas heridas se cierren sin mas.
En cualquier caso los populares están perdiendo un tiempo valioso peleándose entre ellos lo que sin duda le viene de perlas al Gobierno de Pedro Sánchez porque prácticamente no tiene oposición.
En todo caso el PP necesita reinventarse para resultar creíble, en definitiva necesita una catarsis. Veremos si son capaces de hacerlo porque como decía al principio hasta ahora vienen haciendo bueno el refrán de que no hay peor cuña que la de la misma madera, aunque viendo como se la gastan Pablo Casado y a Soraya Sáenz de Santamaría no parece que estén hechos de la misma madera. Hay otro refrán que les viene al pelo, aquel que dice: Líbreme Dios de mis amigos que de mis enemigos me libro yo. Pues eso.