Vigo tendría que ser nodal

Vigo tendría que ser nodal

El Puerto de Vigo, que es como decir la propia ciudad de la que forma parte intrínseca como socio fundador, ha decidido fijar las pautas de un horizonte de diez años de crecimiento, que no parece excesivo para realizar una planificación estratégica, sino razonable y viable. Aunque el contenido exacto no se conoce aún, ya hay algunos datos concretos sobre propuestas estratégicas hasta 2028 para la ampliación de infraestructuras y modernizar el funcionamiento de la institución y las terminales. Hay muchas incertidumbres y alguna certeza: no va a ser barato ni fácil, eso seguro.
El puerto vigués es con seguridad el más importante de Galicia y eso se puede sostener con datos objetivos de tráficos, exportaciones y un largo etcétera, aunque la Unión Europea haya oficializado al de A Coruña como nodal, es decir principal de la red comunitaria, pero por otros motivos. El primero o más bien el único, político: una decisión que tomó José Blanco siendo ministro de Fomento y de la que más tarde dijo haberse arrepentido, lo que confirma que igual que designó a Coruña como nodal pudo hacerlo con Vigo y las explicaciones que se dieron entonces fueron primero excusas y luego cortinas de humo. Era una cuestión política y nada más, de la que Vigo salió perdiendo. Se trata de un hecho conocido.
La no declaración del puerto vigués como nodal tiene consecuencias, como ya resulta visible. Para empezar, la UE, siguiendo su propio criterio, facilitará más ayudas para actuaciones a los puertos principales, dejando el resto que se arreglen con otra vías de financiación indirectas y más complejas. Esta es la situación. El Puerto vigués ultima su planificación estratégica y necesitará al menos 600 millones de euros y conseguirlos va a ser más difícil.