Redondela, como Vigo

Redondela, como Vigo

No tiene nada de extraño que vecinos -y el Concello de Redondela- se quejen de la instalación de una base de contenedores en Rande cuando a principios de este siglo el propio ayuntamiento vigués, con respaldo mediático, se lanzó contra el Puerto de Vigo, al que acusó de querer asfaltar la Ría. Así, como suena, lo proclamó un titular inolvidable de prensa de los momentos más inenarrables de aquel magnífico disparo que la Muy Leal se propinó en el propio pie. Uno de tantos de esta ciudad. La alianza entre el consistorio y el grupo mediático permitió que construir el muelle de Areal se convirtiera en tarea titánica, finalmente lograda con una reducción de la superficie prevista y además con pilotes, teóricamente más “verdes” que el granito. En teoría, claro, que no en realidad. El muelle ha salvado el puerto pero antes o después habrá que ampliarlo y eliminar pilotes.
El asunto del muelle de Areal no es muy distinto a la terminal de Rande: se trata de conseguir que el puerto continúe siendo competitivo y eso pasa por tener espacio para mover contenedores y muelles adecuados para que lleguen los mayores buques. Lo segundo se logró con Areal, pero el crecimiento exige algunos esfuerzos. La alternativa es la lenta y hermosa decadencia, visible en la demografía o el producto industrial, donde Vigo ya no es líder. Continuará...