La isla clave para Vigo

La isla clave para Vigo

San Simón formó parte de la jurisdicción viguesa durante años hasta que, de forma justa, los tribunales dieron la razón al Concello de Redondela e incluyeron definitivamente la isla en su municipio. Vigo esgrimía tres razones para considerar San Simón: que todas las islas habitables de la Ría son viguesas (Cíes y Toralla), que la capilla forma parte de la parroquia de Teis y que la Autoridad Portuaria de Vigo la incluía en su jurisdicción. Este último argumento parecía clave porque en el siglo XIX gracias al impulso de Velázquez Moreno y el doctor Taboada Leal se pudo abrir en San Simón el primer gran lazareto donde todos los barcos que llegaban de América tenían que pasar la cuarentena, evitando así epidemias de cólera importadas del otro lado de Atlántico. San Simón fue clave para Vigo como único puerto autorizado en todo el litoral español y no es casualidad que durante su período de funcionamiento, entre 1840 y 1920, se produjera el auténtico despegue de la Muy Leal, que pasó de un pequeño asentamiento recién salido de las guerras napoleónicas a una ciudad que comenzó a crecer sin parar durante todo un siglo. En 1900 Vigo tenía menos habitantes que Ferrol. Asi que aunque Cíes son el punto reconocible de la Ría y por ello de toda la ciudad, más ahora con su despegue turístico, San Simón fue la que hizo que Vigo sea lo que es.
Martin Codax cantó a Vigo y Mendiño, tanto o más desconocido, lo hizo de igual manera en San Simón. Codax era de Vigo o sus alrededores y Mendiño probablemente se refiera a su lugar de origen en Teis, donde existe un lugar llamado precisamente así, O Mende.