un dato positivo

Por segunda vez se ha constituido el Área Metropolitana (AM), en esta ocasión con la elección del presidente, lo que resulta un avance, aunque de nuevo lo que tendría que haber sido un gran día se ha nublado. Pero el Área ya existe. Quedémonos con ese dato positivo. El AM supone por un lado la plasmación jurídica y política de un hecho visible y para Vigo la condición de capital real de un ente que supera sus límites municipales. No es la primera vez que ocurre en su historia, pero en las otra veces fueron intentos que apenas superaron la nominalidad de la creación de la provincia de Vigo y la apertura de una sede efímera en la Rúa Real. Y eso no puede repetirse. Por otro lado, el AM tiene que ser visible y útil, la plasmación visible de un hecho jurídico y político, lo que se logra mediante la puesta en común de una serie de servicios, que pasan de la esfera local a la metropolitana. Como el transporte, de ahí que fuera el primero que se pondría en marcha. Y después, el resto, como protección civil o urgencias, o quizá los bomberos o incluso los taxis. Todo ello supondrá  la cesión de competencias y “soberanía” local  y eso nunca es fácil. Pero el AM no es un club de parchís o literatura del que uno se hace socio y puede ir o no ir, sino algo como la UE, que una vez dentro supone obligaciones a cambio de beneficios. Continuará…