En casa de herrero...

En casa de herrero...

Parece de broma pero resulta que Alemania, la poderosa locomotora europea dirigida  por Angela Merkel, apenas supera la media de la unión en materia de igualdad de género. Es lo que dice el último informe publicado por el Instituto Europeo por la Igualdad de Género.
La paradoja es que Alemania, uno de los escasos estados de la UE dirigido por una mujer, está a la cabeza en casi todo pero suspende claramente en materia de igualdad entre mujeres y hombres.
Lo cierto es que la Canciller nunca ha sido una defensora comprometida con la batalla por la equidad. Le costó mucho y fue a regañadientes que aceptó una política de cuotas para incrementar la presencia de las directivas en los consejos de administración.
El ranking de la UE recoge seis  variables: trabajo, conocimiento, dinero, tiempo fuera del trabajo, poder y salud. En su conjunto la UE suspende claramente en la variable de poder. Las tres cuartas partes de los ministerios europeos y de los parlamentos están en manos  de caballeros. En la banca y en las grandes empresas sucede lo mismo. Las mujeres brillan por su ausencia o tienen una presencia casi simbólica.
En el resto, el informe de la UE no sorprende demasiado: los escandinavos, como siempre, se sitúan a la cabeza. Suecia, Dinamarca y Finlandia encabezan el pelotón de los más equitativos en estas seis variables (conste que en materia de violencia machista, curiosamente, son líderes). A la cola, Grecia como el peor país para las mujeres. Ausentes del poder político, del poder económico y con presencia casi en exclusiva en todas las tareas del hogar. Los griegos apenas pisan la cocina y cuidan de sus hijos. España consigue un moderado onceavo puesto y obtiene un 68,3% sobre 100, ligeramente por encima de la media de la unión. Mientras los germanos se quedan por detrás.
Cierto es que estos rankings muchas veces son relativos y no del todo fiables pero, como diría algún gurú de la economía predictiva, marcan tendencia. Sorprende que España vaya hacia atrás en el tiempo que mujeres y hombres dedican a las tareas fuera del trabajo: las sociales (ocio, deporte y cultura) y cuidado del hogar. 
¿Donde cree usted que las mujeres ganan por goleada…? Pues sí, son las reinas del cuidado del hogar, mandan y ordenan en todos los electrodomésticos de la casa: lavadoras, plancha, cacerolas y sartenes y, cómo no, también son todo poderosas en el ámbito infantil. Casi el 90% de las mujeres españolas dedica parte de su vida diaria a estas tareas, mientras que sólo el 42% de los varones hace lo mismo.
Pero no se consuela el que no quiere. Una buena noticia: en política mandamos cada vez más,  crece la presencia de mujeres en los parlamentos autonómicos.  Aunque yo no me fiaría… Después de ver el resultado de Frau Merkel, a los alemanes les viene como anillo al dedo el sabio refrán: en casa del herrero, cuchillo de palo.