¿País bananero? No, lo siguiente

¿País bananero? No, lo siguiente

Vaya imagen de "trasparencia y confianza" estamos trasladando al resto de Europa y del mundo mundial. Y mientras aquí, en este país aún llamado España, nos siguen abrasando a impuestos. 
Aunque es "comprensible" ,que paguemos un IVA de un 21%, un IBI desproporcionado, unas injustas y cuestionadas plusvalías municipales aun vendiendo en pérdidas, e incluso le tengamos un impuesto al sol. Como si no iba aguantar en pie este país, y a la vez las mafias corruptoras instaladas en diversos partidos políticos, iban a poder ir de mariscada día sí y día también, tener coches de cien mil euros, viajes vip a todos los rincones del planeta, embarcaciones de recreo y propiedades a cada cual más lujosa en sitios varios y en las zonas más privilegiadas ?.
Pero nuestra realidad, la real, la siguen reflejando  informes y estadísticas como los del INE, organismo oficial por si alguien tiene dudas. Así, el 45,4% de los gallegos no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año y el 29,7% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, según la 'Encuesta de Condiciones de Vida 2016'. Pero no pasa nada, que la macroeconomía va de cine. El porcentaje de población más débil en términos económicos se ha incrementado tres décimas respecto al año anterior, cuando esta tasa se situaba en el 22,1%.
Y según el INE,en el conjunto estatal , el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona se situó en 8.209 euros, un 2,5% más que el estimado en el año anterior.Destacando el aumento de personas mayores de 65 años que ha entrado a formar parte de este grupo, que ya supone el 13% de la población: 0,7 puntos porcentuales más que un año antes. Por su parte, la tasa de riesgo de pobreza para los menores de 16 años se situó en el 28,9%, siendo 6,6 puntos superior a la del conjunto de la población.
En total, el año pasado aumentó en casi dos puntos el número de hogares que llegaba a fin de mes con "mucha dificultad" hasta afectar al 15,3% de ellos.
Desgranando estos datos se desprende que el 38,1% de los hogares no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos; el 39,5%, casi cuatro de cada diez, no puede irse de vacaciones ni una semana al año; y el 8,4 % se retrasa en los pagos de su vivienda. En definitiva, incremento en todos los tramos de la desigualdad social que coincide linealmente con la subida gradual de la presión fiscal. Pero claro, sino pagamos más impuestos ¿de que van vivir nuestros corruptos? Porque mientras permitamos que muchos de ellos sigan viviendo de la "cosa pública" son, nos guste o no, nuestros exclusivos corruptos. Eso sí, su "manutención" cada día nos sale más cara, sino que se lo pregunten a todos los que la Agencia tributaria y la S.S., o las administraciones les embargan cuentas corrientes o propiedades por no poder hacerle frente a tantos impuestos y ya no digo nada si la misma pregunta se les formula a las más de 600.000 familias desahuciadas en los últimos años de sus hogares. Ahí quedan los datos y cada uno que los reflexione. Y como escribía un ministro en activo (todavía) en un mensaje al expresidente de la Comunidad de Madrid: "Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos".
Conclusion:Impunidad 100% made in Spain y tolerancia toda la que haga falta y más aún.Que Pais !!