La envidia de los ingleses

Pues dilecta leyente, nuestras expectativas de vida son la envidia de los ingleses, dos años y medio de años más por encima de los hijos de la Gran Bretaña, y, según estudios, en 2.040 seremos los más longevos del planeta, superando, incluso, a los japoneses. Y los hijos de la Pérfida Albión se preguntan cuál es...

Las manadas

Pues, dilecta leyente, cuanto mayores son los esfuerzos del legislador por apuntalar los derechos de la mujer, surgen nuevos modos para humillarla por parte de grupos de mostrencos que  se autodenominan “manadas” para violarlas como trofeo, que luego,  muchas veces, suben a las redes sociales como prueba...

El odio y el amor

Pues, dilecta leyente, la supongo informada de ese juicio en la Audiencia Provincial de Lugo que se celebró contra un energúmeno, acusado de maltrato a su pareja. Al mismo tiempo en A lama, dos reclusos se casaban mostrando al mundo su tierno amor. En el primer caso, el energúmeno venía sometiendo durante los...

¡Aló, Pedrete!

Caramba, Pedro Picapiedra, qué presupuestos más guapos nos han quedado. --Sí, Pablo Mármol, tú y yo juntos somos más efectivos que el Terminator ése. A mí, dilecta leyente, lo que me preocupa es que estos presupuestos hayan sido confeccionados por el mismo partido que asesoraba a Chaves y a Maduro, y como han...

Volver a coger la toga

Pues, dilecta leyente, a pesar de la coraza que te proporciona el ser abogado penalista y que uno tiene una frágil salud de hierro, como mortal, a veces, los virus (éste era de simetría helicoidal) te atacan y no siempre vences todas las batallas. Por ello, es casi comprensible que algunos amigos se preocupen por...

Adolescentes insolentes y jueces rigurosos

Pues, dilecta leyente, uno de estos días comía en un restaurante un abuelo con su hija y dos de sus nietos, chico de 13 años y chica de 9. La niña pidió unas almejas con fideos, que luego se puso jugar con ellos, y al final dijo que no se los comía; al afearle su conducta arrojó con rabia el tenedor sobre el plato,...

Homicidas-suicidas

Pues, dilecta leyente, la supongo informada de ese “sucedido” en Zaragoza, en el que un hombre mayor, médico, jubilado, mató a su mujer, con alzhéimer, y a su propia anciana madre, y luego se suicidó, arrojándose por la ventana de su casa. Lo que llama la atención, en primer lugar, es la autoría de los hechos: un...

Artistas comprometidos

Pues, dilecta leyente, la supongo informada de la bulla dialéctica entre los padres del niño Gabriel Cruz y el grupo musical “Andy y Lucas” debido a que al final del concierto estos últimos sacaran una camiseta con la imagen del niño asesinado, pidiendo “Justicia ya”. Gabriel, “Pescaito”, fue secuestrado y...

Los ladrones más “jevis”

Dejando a un lado a los golpistas que nos quieren robar España y a la panda de “vendepatrias” que negocia la operación, permítame, dilecta leyente, que me centre en esos ladrones de medio pelo y sus peculiares formas de meter la gamba, como cualquier julay. ¿Quién ha dicho que los delincuentes nunca duermen?...

Crimen en familia

Pues, dilecta leyente, finalizando ya las vacaciones, lo malo será la vuelta a casa. Menos mal que el oportuno bronceado ayudará a disimular la cara que nos va quedar al enterarnos de la subida de todos los productos y de que, entre otras maquiavélicas maldades, quieren cargarse a nuestro buga de diesel....

Amor en Playa América

Pues, dilecta leyente, según un estudio (de tan dudosa rigurosidad científica como cualquier otro), el mes de Agosto es el más propicio para las infidelidades conyugales, siendo A Coruña la cuarta ciudad de España con más aventuras extramatrimoniales, por delante,  incluso, de la urbe más dada  a la...

Verano en Playa América

Pues, sí, dilecta leyente, ya casi estamos en el ecuador de este mes de veraneo por excelencia, en que se echa el cierre administrativo y hasta los galápagos ocluyen sus conchas. Un mes que los romanos dedicaban al emperador Octavio Augusto en recuerdo de su victoria sobre Antonio, en Accio. Nosotros, lo que...

Playa América y su gastronomía

Pues, dilecta leyente, si el ínclito Sánchez se permite coger un Falcon de las Fuerzas Armadas para correrse una juega en un festival musical, que luego su aturdida Carmen Calvo tiene que intentar justificar como que formaba parte de una improvisada “agenda cultural”, este menda se puede desplazar a Playa América,...

Atraco a unos marcianos

No, dilecta leyente, disculpe el gazapo malintencionado. El título del artículo debería ser, en todo caso: “Atraco a unos murcianos”, aunque el equívoco se puede deber a que el hecho tiene algo de película de animación o fantasía. Por ello reconozco algo de “confucionismo” al tener algo que ver las víctimas con...

Casos de abogados

Pues, dilecta leyente, le voy a contar tres casos en los que queda patente hasta el extremo que puede estar dispuesto a llegar un abogado defensor: Resulta que uno de estos días entró por el despacho un tipo cejijunto que venía a litigar por la herencia de su tío-abuelo, que consistía en una vieja casa en ruinas,...

Una humillación más

Pues, dilecta leyente, menuda humillación nos  ha hecho pasar el  ínclito Sánchez, para pagar una de sus muchas cesiones a los independentistas, a los que debe ser Presidente del país. Ya lo advirtió el célebre Maquiavelo: “El que tolera el desorden para evitar la guerra, primero tiene el desorden y...

Navajas de Albacete

Pues, dilecta leyente, parece que el ínclito Pedro Sánchez, alias “Pepe Gotera”, Presidente del Gobierno por la gracia de los sublevados independentistas, se niega a pagar ese 2% que le exige la OTAN para Defensa, a instancias de Trump, que se ha cansado de ser el pagafantas de Occidente. Sánchez, parece decir...

Protección y Reforma

Pues, dilecta leyente, acabamos de ver a todo un Presidente de la República Francesa corrigiendo a un joven por tratarle con exceso de confianza en un acto público, y como  el aludido aceptaba con resignación la reprimenda y, avergonzado, se pasaba varios días sin salir de casa. ¿Se imagina en España una...

Intervención desmedida

ues, dilecta leyente, resulta que una joven que se hallaba a tratamiento médico, mezcló, imprudentemente, pastillas con alcohol y obsesionada con la supuesta explotación que, según ella, se produce en el gremio de la hostelería, basándose en su mala experiencia, se le dio por increpar al dueño de la cafetería en...

Por defender a la víctima

Pues, dilecta leyente, la supongo informada de ese “sucedido” en Valencia, en donde un hombre de 48 años recibió una brutal paliza por parte de cuatro jóvenes por alertar a una señora de que aquéllos estaban hablando de violar a su niña de 7 años. Por realizar este hecho, los bellacos le agredieron con botellas...