¿Por qué a mí?

Pues, dilecta leyente, a esa edad en que otros niños disfrutan con sus juguetes bajo el amparo de sus padres, en una especie de burbuja afectiva, y sus abuelos les consienten todos los caprichos. A esa edad en que los niños sólo se preocupan de pasárselo bien. A esa edad en que son...

Adictos a la bulla

Pues sí, dilecta leyente, según el CSIF, el 90% de los profesores convive en situaciones de violencia en los Centros de Educación, entre peleas, insultos,  vejaciones, vandalismo, etc., y es que os jóvenes han sido siempre rebeldes por naturaleza, inconformistas, adictos a la...

Principal sospechoso

Pues, dilecta leyente, el caso Diana Quer tiene más aristas que en un poliedro irregular. Cierto que al final se ha resuelto tras un hábil interrogatorio del “principal sospechoso”, que había ocultado el cadáver de la joven en una nave abandonada a 7 kilómetros de su...

Saben aquel que diu

¿Saben aquel que diu: Barcelona es bona si la bossa sona”, y aquel estribillo de la canción de Gurruchaga: “Viaje con nosotros a ningún lugar?” Pues lo primero explicaría que una ciudad rica, cosmopolita, bilingüe y emprendedora, no quiera independizarse de...

El portal del Berbés

Por estas fechas llegó a Vigo una pareja de aparentes indigentes, ella embarazada y a punto de dar a luz, para empadronarse en el Ayuntamiento, como había ordenado el Subdelegado del Gobierno. Dado que había overbooking, y no había plaza ni en el hotel “O Pazo”, tuvieron que...

Diego de Giráldez

Pues, dilecta leyente, quién soy yo, un individuo, como mucho experto en Derecho y Seguridad (que cuando participó en el dispositivo de la Conferencia de Seguridad Europea, en la sede del Palacio de Congresos de Madrid, y vio las pinturas del frontispicio de entrada creyó que les habían...

Los económicamente débiles

Pues, dilecta leyente, yo me atrevería a clasificar a los pobres dentro de dos parámetros: Pobres de solemnidad y pobres solemnes. En el medio estarían los vagos, maleantes y los anti-sistema. Los pobres de solemnidad, serían los clásicos mendigos. La mayoría de ellos con...

Babel

Pues sí, dilecta leyente, harto Yavé de la arrogancia de aquellos tipos, que pretendían subir al cielo en una especie ascensor, en vez de hacerlo como todo quisque, padeciendo de los juanetes y, por lo tanto, en el coche de San Fernando (un poco a pie y otro andando), para confundirles hizo que...

Muertes anunciadas

Pues sí, dilecta leyente, mientras que para acoger a un niño en adopción, incluso en cualquiera de las formas de convivencia temporal, se exigen unas medidas espectaculares sobre la capacidad del adoptante, como la edad, armonía familiar y medios económicos, así como de la...

Vida talegaria

Pues, dilecta leyente, en USA, un hombre de 59 años, en paro, tuvo que simular un atraco para ingresar en prisión y así le puedan operar gratuitamente de una hernia discal; cuando  nuestro sistema sanitario lo cubre todo y a todos.  En nuestro país, aparte del...

El sublevado Puigdemont

Pues sí, dilecta leyente, el sublevado Puigdemont ha sacado de su enclaustramiento los delitos de rebelión y sedición, que parecían arpas jurídicas cubiertas de polvo (me pierde la vena becqueriana) en un estado democrático donde reina la fuerza de la razón y no la...

¿Violencia doméstica, o de género?

Pues sí, dilecta leyente, el reciente suicidio de varios maltratadores nos reafirma en la tesis de que frente a este tipo de talibán de alcoba al que calificábamos de “Pasional” eran ineficaces las medidas penales en su función de prevención general, por muy duras que...

Clases de besos

Pues sí, dilecta leyente, hay muchas clases de besos y no todos son una demostración de amor carnal o preámbulo del acto sexual. Hoy se ha puesto de moda el beso en las mejillas a título de saludo a las mujeres, aunque, para evitar malos entendidos, lo mejor es tenderles la mano y...

Bodas insólitas

Pues, dilecta leyente, la insolidaridad, el hedonismo y la soledad parecen factores que influyen en la celebración de ciertas bodas. Así,  en la elección del rito unos se casan por lo civil (ante el Alcalde o Concejal), otros por lo “criminal” (ante el Juez o Secretario del...

Historias de abogados

Me hallaba plácidamente tumbado en la blanca arena de la playa, secándome con los rayos del sol, después del correspondiente chapuzón, cuando me llaman del despacho por un litigio sobre el linde de unas fincas; frunzo el ceño, y abandono con desgana mi “retiro...

Catalunya nos roba

Vio Iahvé que su pueblo se quería independizar del yugo egipcio y les mandó a Moisés para que convenciese “democráticamente” al faraón de que los dejase salir. ¡Y, tras diversas vicisitudes, salieron! Eso sí sin llevarse ni un terrón de aquel...

Ladrones con pamela

Pues, dilecta leyente, si tenía usted una idea preconcebida de los choros, debe cambiar el chip inmediatamente o la van a crujir a robos. Con esto de la arribada de la delincuencia internacional organizada hay que estar al loro. Olvídese de Cesare Lombroso y su estudio del delincuente nato o de Kurt...

Arrimadas y un caso de odio

Pues, mire, dilecta leyente, esto de la sublevación de la facción catalana de la “diarrea” está suscitando un odio entre los partidarios de la independencia y los llamados constitucionalistas, que desean que Cataluña, con sus peculiaridades, siga formando parte de...

La tertulia tasquera y el Ayatolá

Pues, dilecta leyente, desde la tranquilidad de esta villa marinera me dedico a filosofar sobre cosas intranscendentes de la vida y de las diversas circunstancias por las que se puede situar espacialmente a las personas, entre las que, por motivos que no vienen al caso, había olvidado la del lugar de...

Las chapuzas de los mossos d’esquadra

Pues, dilecta leyente, ya finalizadas las vacaciones, toca enfrentarse a la cruda realidad, uno de cuyos hechos recientes más cruentos es el de los atentados en Barcelona y Cambrils. Mire, difícilmente se encontrará en los anales de la lucha antiterrorista unos fallos tan espectaculares como...