los discapacitados en el mundo del cine

los discapacitados en el mundo del cine

Desde hace muchos años el cine se ha mostrado compasivo con los disminuídos físicos a través de películas sobre tullidos, amnésicos, sordomudos, ciegos, ... Grandes estrellas del Séptimo Arte pasaron por el amargo trance de sacar adelante esta clase de personajes que, por otra parte, han sido los que han proporcionado el Oscar a un buen número de actores y actrices. Y es que está comprobado que la adecuada interpretación sobre los discapacitados en el celuloide es algo que cala profundamente en los miembros de la Academia de Ciencias y Arte de Hollywood. 
Por citar sólo unos cuantos ejemplos entre los muchísimos disponibles, vienen a mi mente Jane Wyman por su magistral papel en el filme "Belinda" (1948), encarnando a una sordomuda que vive en una comunidad de pescadores y que resulta violada por un desaprensivo. La actriz se llevó el Oscar por esa interpretación y saltó a la fama. En la película "Escrito bajo el sol" (1957), dirigida por John Ford, el actor John Wayne es un aviador que tiene que abandonar su profesión a causa de un accidente que le deja postrado en una silla de ruedas para el resto de su vida. Anne Bancroft y Patty Duke consiguieron respectivamente el Oscar destinados a la Mejor Actriz y Mejor Actriz Secundaria por "El milagro de Ana Sullivan" (1962), donde se narra el caso de una joven maestra especializada en la enseñanza de sordomudos quien se empeña en recuperar para la vida normal a una niña sordomuda y ciega. Película grande "El regreso" (1978) donde se refleja a la perfección los efectos negativos de la guerra de Vietnam, contando cómo la esposa de un militar que combate en dicho conflicto bélico se apunta voluntaria en un hospital de parapléjicos, enamorándose de uno de los enfermos que por culpa de esa guerra está mutilado. Con todo merecimiento se llevaron los Oscar en este largometraje Jon Voigth y Jane Fonda. En el filme "A 23 pasos de Baker Street" (1956), protagonizado por Van Johnson y la actriz Vera Miles, cuenta como un escritor que ha perdido la vista, sufre por ello una fuerte depresión. 
Por otro lado en "Sola en la oscuridad" (1967) es uno de los títulos más conocidos de la filmografía de la inolvidable Audrey Hepburn, que describe como es una ciega que es asediada en su apartamento por unos delincuentes que desean recobrar un cargamento de heroína que la invidente se ha apropiado por error. Daniel Day-Lewis logró el Oscar por "Mi pie izquierdo" (1989), película basada en la vida de Christy Brown, un escritor y pintor irlandés totalmente paralizado y que sólo puede servirse de su pie izquierdo.