puertas giratorias

puertas giratorias

Yo le llamaría “puertas reservadas” de las que hace mucho tiempo que se viene hablando… de personas políticas sin excepción de las que se sirven para incluso mejorar su nivel de vida, digamos  económica, a los que pocos se mencionan, y para eso con prudencia, y lo cortés no quita  lo valiente,  para llamarle al pan,  pan y al vino, vino. Eso de tirar la piedra y esconder la mano, dice muy poco. Los que se van de una  silla –por haber cumplido con su misión política- y van a ocupar otra pasando esa puerta a  empresas privadas, puede dar algo que pensar, de gato encerrado. Y no digamos, a los que se les  encaja -que no son pocos- en Organismos o Instituciones, así en empresas o Industrias estatales, que no en todos los casos parece razonable.
Hoy los medios en la administración son más sofisticados, en contra de los administrativos, que descienden.  Pero los altos cargos se disparan. Y  ese elevado aumento de cargos, solo puede venir de concejos y diputaciones. Creo que es hora de tomar en serio este abordaje político, venga de donde quiera, cuando pretendemos que se termine la fea corrupción, nos carguen  a los de siempre con otro mochuelo.
Pero  tenemos otras y en aumento, con la proliferación política de partidos -que es bueno-  y creo que el que desempeñe un cargo con responsabilidad debe de estar retribuido al menos a nivel europeo -pero sin pasarse como algunos creemos-. Otra cosa es que cada partido que alcanza  el poder, “encaje” a los suyos –como lógico- en la administración-  y a la hora del relevo, alguno se quede  rezagado, incrementando  la burocracia. Y peor cuando son 2, 3 ó 4 partidos sin cabeza visible,  como nos pasó en Vigo, con  el tripartito, hoy en Ferrol, y  Coruña. Solo por citar algunos. 
Y viene al caso: Donde Ayuntamientos por Europa hay uno, aquí tenemos tres o cuatro. Donde Madrid y otras provincias  no tienen  Diputaciones, aquí las cuatro -que el PSOE detestaba-. Y cuando pudieron anularlas se pelearon por ellas. Y por último,  donde en Alemania nos dicen que tienen unos 310.000 políticos, aquí parece que en proporción  pasamos de 470.000. 
¿A  donde  quieren llegar nuestros políticos con tanta burocracia?  El pueblo soporta todo lo que le echen. 

Por José Rodríguez Gómez. el
15/08/2017 23:05 h.