Don Raimundo Sendino Ortega "in memoriam"

Don Raimundo Sendino Ortega "in memoriam"

Cuando este domingo 26 de agosto, después de haber oído juntos la misa de las 12:30 en la capilla del "Hogar", nos pusimos a conversar como de costumbre en el pasillo del Colegio, y le dije: Don Raimundo, ¿y ese vendaje tan grande en el pie? me contestó: hijito, después de todo lo que tengo, me salió una úlcera en el dedo gordo, con un dolor tan grande que ni los calmantes me alivian... Pues véngase conmigo y Soli (mi esposa) que me invitó a comer a Meira y así se olvida del dolor.
"Hay si Dios te oyera", ya me gustaría, pero ya ves que no puedo. Y fueron las últimas frases que le oí. Creo que fui el último amigo no salesiano con el que conversó.
Quién me iba a decir a mi, que 7 horas más tarde, iba a recibir un "correo"de la Comunidad Salesiana diciéndome:
Don Raimundo, Salesiano ejemplar acaba de fallecer.
Se me vino el mundo abajo.
Don Raimundo, cuanto le tengo que agradecer; vd. fui quien me convenció para que quedara un año a prueba como profesor de E.F. en el colegio; y fueron 29 años, (hasta mi jubilación) + 18 desde entonces, son 47 años de amistad y colaboración.
Cuantas veces pintamos nuestro campo de fútbol, haciendo también calles de cal para hacer pistas de atletismo.
Vd., sin dejar sus funciones como educador, cuantas veces me orientó, para enseñar con espíritu salesiano, como había que educar a los alumnos. Fundador de clubes deportivos federados en el Colegio como: Hockey sobre patines, balonmano, baloncesto, halterofilia, tenis de mesa, atletismo, y como no el fútbol que tantas y tantas alegrías le dio (y algún disgustillo).
Por todo ello se hizo merecedor de numerosos homenajes, premios y distinciones como el de Vigués Distinguido por el Ayuntamiento de Vigo; premios especiales del Deporte Escolar a nivel Provincial, Autonómico y Nacional. 
Con Vd., el Colegio Hogar, quedó campeón de España Escolar en Fútbol (Granada); Campeón de España Cross (Baiona); subcampeón Mundo Cross Escolar (en Israel) y tantos y tantos títulos a lo largo de tantos años.
Aquellos viajes a competiciones escolares representando a Galicia: Oviedo, Zamora, Valladolid, Madrid, Valencia, Sevilla, Mallorca, Granada y tantos y tantos sitios. ¡Cómo disfrutaba con sus alumnos!
Y en el aspecto humano y educativo... A cuantos y cuantos alumnos colocó Vd. en Citroën, Artes Gráficas, Astilleros, Talleres Mecánicos etc.
Todos ellos le recordarán eternamente; y por sus tantas obras buenas, creo que Jesús, a través de Don Bosco, le habrá acogido en sus brazos, y Mª Auxiliadora, le arropará con su manto.
Don Raimundo no se fué.
Pues siempre quedará en la mente de aquellos a quién ayudó, y de sus muchísimos amigos incondicionales que aquí dejó.