LUIS CANSINO BARÍTONO FORMADO EN VIGO PROTAGONISTA DE “RIGOLETTO”

“vigo, como primera ciudad de galicia, se merece una temporada lírica estable”

Luis Cansino se considera un vigués de pro y por ello no esconde que siente una mayor responsabilidad cada vez que actúa en esta ciudad.

El barítono Luis Cansino, en un momento de su interpretación, ayer, de Rigoletto.
El barítono Luis Cansino, en un momento de su interpretación, ayer, de Rigoletto.
“vigo, como primera ciudad de galicia, se merece una temporada lírica estable”

Este barítono, una de las voces más aclamadas de la lírica española actual, regresó ayer, domingo, para presentar una novedosa versión del clásico “Rigoletto”, de Giuseppe Verdi, con propuesta escénica de Nacho García. Con ella, Cansino quiere contribuir a que Vigo consiga tener una temporada lírica estable.


¿Cómo afronta este Rigoletto?
Bajo la responsabilidad que ello conlleva. Aunque uno está acostumbrado a cantar en escenarios de ópera muy importantes, siempre cantar en casa tiene una dimensión especial. Uno siempre quiere quedar lo mejor posible ante los suyos.


Y esto coincide con sus 30 años de carrera.
Así es. Por eso tiene una especial significación hacerlo aquí en Vigo y en un año muy especial.
Esta es la tercera vez que actúa en Vigo en el plazo de un año. Ya estuvo en diciembre pasado con Nabucco y en marzo con Madama Butterfly.
Estuve protagonizando Nabucco  dentro temporada de Amigos de la Ópera y con Madama Buttefly fue en una gira itinerante de la Ópera Nacional de Moldavia a la que me invitaron para que cantase el personaje de Sharpless. Ahora estoy aquí en una nueva temporada de Amigos de la Ópera. 


¿Qué tal se porta del público vigués?
El público de Vigo se porta muy bien. De hecho me siento muy querido en mi ciudad. Pero insisto en que, precisamente por todo eso, uno siempre quiere ofrecer lo mejor de sí mismo y que el resultado sea lo mejor posible, porque es muy importante que mi participación contribuya a la existencia de una temporada importante de ópera en la ciudad.


Usted ya se quejó en alguna ocasión de la falta de una temporada lírica estable en Vigo.
Efectivamente. Creo que los esfuerzos de la Asociación Amigos de la Ópera de Vigo son encomiables. Son auténticos héroes, teniendo en cuenta las escasísimas ayudas públicas que reciben, al poner en pie una temporada que ha sido reconocida en publicaciones especializadas como una de las más innovadoras de España por programar títulos que no son habituales en los teatros. Mi labor como cantante de aquí es intentar, al menos con mi participación, apoyar esa temporada de ópera e intentar aumentar la oferta lírica. Esta es la ciudad más grande de Galicia y merece un mejor trato.


La puesta en escena que propone Nacho García es muy novedosa. ¿Qué de sorprendente tiene este Rigoletto?
Esta producción estaba enfocada para que yo la hiciera y Nacho García habló mucho conmigo sobre cómo el entendía que debería ser esta propuesta escénica teniendo en cuenta que me obliga, obliga al personaje de Rigoletto, a una mayor presencia sobre el escenario de la que ya por sí tiene. Rigoletto está recordando todo lo que ha pasado. Es un 'déjà vu' constante y eso requiere una carga interpretativa extra a lo que ya de por sí tiene de dificultoso este rol.
Un reto para este 30 aniversario.
Rigoletto ya de por sí es una obra magistral y entraña una dificultad inmensa en su versión clásica, pero se trataba de hacer  algo  diferente. Este tipo de propuestas me apetece siempre porque es importante ofrecer lecturas nuevas al público. 

Éxito de la versión de Ignacio García en su estreno en la ciudad

El Outono Lírico 2017 de la Asociación Amigos de la Ópera de Vigo se cerraba ayer, domingo, con la puesta en escena del “Rigoletto”, con dirección escénica de Ignacio García, y con Luis Cansino en su principal papel, y que estrenaba esta versión precisamente en esta ciudad.
El resultado fue un Rigoletto narrado a modo de flahsback, donde el bufón del duque de Mantua recordaba los trágicos hechos que llevaron a la muerte de su hija entre claroscuros, con un decorado simbolista lleno de formas geométricas.
Esta propuesta entusiasmó al público que llenó el Teatro Afundación para ver y escuchar esta revisión del clásico de Verdi inspirado en “Le Roi s'amuse”, de Víctor Hugo.
Luis Cansino estuvo acompañado por Olena Sloia, Fabián Lara, Cristian Díaz, Sandra Ferrández, Manuel Mas, Pedro Martínez Tapia, Marina Penas, Pablo Carballido, Gabriel Alonso y Anais Fernández; así como del Coro Rías Baixas, dirigido por Bruno Días. La música corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de Vigo OSV430, dirigida por Diego García Rodríguez.
Sus interpretaciones fueron aclamadas por el público, que disfrutó con los pasajes más conocidos, como el aria “La donna è mobile” (Duque de Mantua / Fabián Lara), “Caro Nome” (Gilda / Olena Sloia) o el conmovedor “Cortiggiani, vil razza dannata” (Rigoletto / Luis Cansino). n