VIGO

Vigo inicia la busca del garum'

Sólo hay una antigua ciudad romana en España donde está confirmada la existencia de depósitos de elaboración del "garum", la pasta a base de restos de pescado clave en la gastronomía imperial. Vigo aspira a ser la segunda.

El edificio Ribas en Marqués de Valladares, ya anuncia el inicio de la excavación arqueológica.
El edificio Ribas en Marqués de Valladares, ya anuncia el inicio de la excavación arqueológica.
Vigo inicia la busca del garum'

Se sabe desde hace años de la existencia en Marqués de Valladares de una parcela por estudiar a fondo donde en la primera excavación se encontraron depósitos vinculados con las salinas de Rosalía de Castro. Su característica fundamental es que parecían dispuestos para el salazón, y quizá para elaborar la salsa "garum", la clave de la gastronomía romana. Ahora se iniciará una nueva campaña, cargo de la empresa especializada en investigación arqueológica Anta de Moura, cuyo resultado podría abonar las tesis de quienes aseguran que Vigo era una gran ciudad romana desde la que se exportaban productos a todo el Imperio y no una aldesa, un "vicus". De hecho, cada vez es más probable que el nombre del asentamiento fuera Burbida -de ahí Berbés- y que Vigo venga de la palabra Bico, en relación con el Castro y el cabo de la isla Sur de Cíes, que así se denominaban. Eso cree el investigador César González Crespán y lo sustenta con datos aplastantes.
De momento comienza la excavación en dos parcelas que se unriá a la reforma del vecino edificio Ribas. La propuesta la presentó la promotora Anida Operaciones Singulares con un proyecto que firman los arquitectos Guadalupe Piñera Manso y Jesus Irisarri Castro. Y ahí nacerá además de un bloque de viviendas un nuevo museo para la ciudad con entrada por la Alameda. En las fincas 39 y 41, que se encuentran sin edificar, se localizó el depósito de salazón romano datado probablemente entre los siglos III y IV que será musealizado y se cederá al Concello para integrarlo dentro de la ruta por yacimientos romanos que se extiende por Rosalía de Castro y sus salinas. Dicho espacio tendrá acceso desde la plaza de Compostela y contará con una superficie de 227 metros cuadrados.
Para Vigo puede resultar una revolución histórica si se confirma que se tratan de depósitos para la elaboración de “garum”, el condimento a base de restos de pescado de la gastronomía imperial romana. En España sólo está confirmada con seguridad la existencia de una industria de "garum", en Playa Bolonia, en Tarifa, y la viguesa sería la segunda. De lo que no hay duda es que en el Vigo romano se desarrolló una importante producción en torno a la sal con al menos seis fábricas de salazón -la última localizada en la playa Sobreira, en Canido- y varias salinas. 
Irisarri y Piñera destacaron en su proyecto arquitectónico la totalidad de Marqués de Valladares como “un libro abierto en cuanto a la evolución de la arquitectura”, donde se suceden edificios desde el Casco Vello, construidos en otros siglos anteriores, hasta Colón. Señalan sobre todo a Antonio Palacios y sus dos actuaciones: el teatro García Barbón y la Banca Viñas. “Se trata de una calle donde la acelerada evolución de la arquitectura del siglo XX está mu presente, dando a la calle una gran riqueza”, señalan. En cuanto al edificio Ribas, los dos arquitectos mantienen que carece de valor por sí mismo pero sí su fachada dentro de la "memoria" del lugar. Como ya es conocido, plantean su restauración recuperando los huecos de la planta primera y el revoco original. Sobre las parcelas vacías, se tratará en todo caso de recolocar los volúmenes y tapar medianeras con cinco plantas.  n