Vigo se hermana con Las Palmas tras una iniciativa de gallegos en Canarias

La propuesta la trasladó el alcalde de esta localidad isleña, que tendrá ahora que refrendar el lazo en otro pleno
Vigo se hermana con Las Palmas tras una iniciativa de gallegos en Canarias
Tras un paréntesis de más de diez años, Vigo volverá a hermanarse con una ciudad tras la propuesta aprobada ayer por unanimidad en el pleno de unirse a través de este tipo de lazos de unión entre pueblos con Las Palmas de Gran Canaria. La iniciativa fue aprobada por los veintisiete ediles de la Corporación después de que el grupo popular manifestase su deseo de que ésta no supusiese ningún tipo de gasto para el Concello. La propuesta partió de diferentes asociaciones de vigueses residentes en esta ciudad canaria, que elevaron al alcalde de Las Palmas, Jerónimo Saavedra, una petición de hermanamiento con su localidad natal. Según informaron fuentes de la Alcaldía, Saavedra, también socialista, transmitió esta petición a Abel Caballero, quien se mostró encantado por la propuesta y la llevó ayer mismo al pleno. Ahora, tras su aprobación por parte de la Corporación viguesa, el pleno de Las Palmas será el encargado de cerrar la propuesta de hermanamiento, en una próxima sesión. Esta localidad canaria tiene lazos de hermanamiento con lugares tan dispares como San Antonio de Texas (en Estados Unidos, desde el año 1975), Noadibouh (Mauritania) o sus vecinos de Villa y Puerto de Garachico (Tenerife). Además, Las Palmas ha elevado a lo largo de estos últimos años propuestas de voluntad de hermanamiento con Praia (Cabo Verde), Rabat (Marruecos), Xiamen (China) y, en el pleno de este pasado mes de marzo, con la localidad italiana de Martinsicuro. Por el contrario, Vigo es una ciudad que tan sólo posee este tipo de unión con Oporto, Lorient y Buenos Aires. En este último caso, se formalizó en el año 1998, durante el mandato del popular Manuel Pérez, quince años después de la unión con la francesa Lorient, que siguió a la de Oporto, a comienzos de los años ochenta. Ambas fueron impulsadas por Manoel Soto. En el caso de la ciudad portuguesa, son numerosos los vínculos que la unen con Vigo y también frecuentes los encuentros entre los alcaldes de ambas, miembros además de la directiva de la Eurorrexión Galicia Norte de Portugal. En lo que respecta a Lorient, sin embargo, el contacto se retomó el pasado mes de octubre tras más de quince años sin tener ninguna relación y en los que el hermanamiento entre ambas localidades quedase en el olvido cuando a comienzos de los 80 sirvió para promocionar los sectores de la pesca y la automoción.