La saga de arqueólogos que revalorizó los petroglifos

Ángel Núñez lleva décadas investigando a los pioneros Enrique Campos, Ramón Sobrino Buigas y Ramón Sobrino Lorenzo

Ángel Núñez, momentos antes de su conferencia en la librería Andel.
Ángel Núñez, momentos antes de su conferencia en la librería Andel.
La saga de arqueólogos que revalorizó los petroglifos

nnn Nacieron entre 1890 y 1915 dentro de una misma familia: Enrique Campos Sobrino y su primo Ramón Sobrino Buigas pertenecen a la primera generación de una saga de arqueólogos, responsable de la puesta en valor de los petroglifos gallegos, principalmente los de la cuenca del Lérez. Ramón Sobrino Lorenzo (1915/1959), hijo del segundo, continuó con la tradición.
La importancia de sus estudios queda reflejado en la sala que les dedica el Centro de Interpretación de Arte Rupestre de Campo Lameiro. Entre su legado destaca las cerca de 2.500 fotografías y alrededor de 240 dibujos realizados a pie campo, que muestran las condiciones de los grabados rupestres hace cien años.
Ángel Núñez (Santiago, 1955), profesor jubilado de filosofía del instituto Santa Irene e investigador incansable, lleva décadas estudiando el trabajo de estos pioneros: “Aportaron un método de estudio riguroso, empírico y perceptivo; abrieron la arqueología gallega a Madrid, París, Berlín y Londres”, explicó ayer en una conferencia que impartió ayer sobre el tema en la librería Andel. Autor de cerca de cincuenta publicaciones entre las que se encuentran monografías de cada uno de los protagonistas de su charla, Núñez prepara un libro en el que conjugará el trabajo de las dos generaciones.  “Hasta su llegada, los petroglifos eran auténticos desconocidos, unas piedras más del monte; ellos los revalorizaron”, apuntó.n