VIGO

La promotora finaliza su auditoría para iniciar la obra

El plazo que se ha dado la promotora finaliza este mes de julio. a partir de ahí se inicia la cuenta atrás para los trabajos

A la derecha, la entrada ilegal practicada en el antiguo asilo.
A la derecha, la entrada ilegal practicada en el antiguo asilo.
La promotora finaliza su auditoría para iniciar la obra

nnn Barrio do Cura cumplirá dentro de unas semanas once años desde que la empresa promotora Karpin y Asociados SL decidió poner en marcha un proceso de reforma integral del entorno. La idea inicial entonces era demoler el asilo y construir otra edificación, pero el proyecto se amplió y también su tramitación. Ya con el visto bueno de la Xunta -hace cuatro meses, tras conseguir que la Consellería de Cultura levantara las cautelas-  y ahora del ayuntamiento, puede entrar en su fase de obras. Fuentes de la promotora, la firma Karpin y Asociados SL, mantienen que todavía están a la espera del resultado de una auditoría que indique de forma exacta la situación económica y jurídica del plan. "Es cuestión de unos días para ultimar todos los documentos, la idea es que en julio podamos tener las conclusiones correctas", señalaron. Con dicha certificación, se podría iniciar el desarrollo del PERI Barrio do Cura con la inyección de capital a la sociedad promotora -que se encuentra prácticamente en situación de actividad cero- para hacer el derribo, que se iniciaría por el asilo. El propio exfutbolista Valery Karpin se ha encargado de buscar un socio y de explicar la situación a los bancos acreedores, Santander y BBVA, que aceptaron paralizar las acciones judiciales en marcha si había garantías de inversión para poder recuperar el dinero en préstamo, unos 30 millones de euros en total. 
A día de hoy, con la tramitación administrativa finalizada el PERI Barrio do Cura contempla la demolición de la mayor parte de edificios existentes en su ámbito -salvo como se ha indicado la fachada neogótica del asilo, que se mantiene e integra en el diseño realizado por el arquitecto Penela tras una decisión de la Consellería de Cultura que rectificó una anterior- y la construcción de unas 300 viviendas, de ellas 120 con algún tipo de protección oficial.
En cuanto a las características de la urbanización, se contempla desarrollar una salida directa desde Torrecedeira al Paseo de Alfonso extendiendo la calle Pobladores y la ampliación del mirador, entre otras acciones. Todo ello exige una fuerte inversión, que entre terrenos, derribos y construcciones iría a los 100 millones de euros. El inversor ruso dispuesto a avalar la operación ha exigido tener todas las cifras claras, incluyendo las deudas con los bancos -que pusieron en marcha la subasta de las parcelas y casas de Barrio do Cura, aunque paralizaron la puja al recibir garantías-, el proceso que está a punto de terminar y que se lleva con enorme cautela para no dejar cabos sueltos y garantizar el comienzo de las obras.
Barrio do Cura también unirá el Casco Vello, Berbés y la zona alta de la ciudad, hasta ahora prácticamente sin comunicación.