DESAFÍO SOBERANISTA

Preocupación entre empresas de Vigo

Las patronales sectoriales están inquietas por qué pasará con el puerto de Barcelona, los aranceles o la marca

Juan Manuel Vieites, Anfaco.- Enrique Mallón, Asime.- Alberto Rocha, Cointega
Juan Manuel Vieites, Anfaco.- Enrique Mallón, Asime.- Alberto Rocha, Cointega
Preocupación entre empresas de Vigo

Preocupación entre las empresas viguesas por el proceso de secesión de Cataluña. Los principales sectores productivos aluden a la incertidumbre que hay sobre el proceso. Si esta comunidad se queda fuera de la Unión Europea, se podrían poner en marcha aranceles que dificultarían el comercio.
Juan Manuel Vieites, secretario general de Anfaco, señala que el próximo día 20 de octubre la asociación celebra una junta directiva en la que, entre otros asuntos, valorarán el proceso que se vive en Cataluña. Destaca que esta comunidad de consumidores "es una gran ración para nosotros" y que aunque no tienen hecha aún una valoración económica, señalan que el impacto sería "significativo".  El secretario general de la patronal conservera también destaca que durante los días de huelga "los camiones llegaban y no había nadie que los descargase", lo que también supuso un problema económico para las empresas gallegas. "Nos preocupa la situación y ver cómo se soluciona", señala Vieites, por lo que pide "diálogo". De momento, Anfaco se da un margen de diez días para tomar perspectiva del asunto.
El sector del metal gallego y vigués está muy vinculado con Cataluña, desde la automoción al naval pasando por la metalmecánica o estructuras metálicas. El secretario general de Asime, la patronal del sector, Enrique Mallón, asegura que estos días los empresarios ven la situación catalana “con preocupación” por “la desconfianza que aporta”. De momento no han notado consecuencias directas en la producción o fabricación “pero las empresas tienen dudas sobre cómo se gestionará el Puerto de Barcelona y si va a seguir siendo igual de eficaz”, precisa Mallón.
También preocupa a los empresarios “la incertidumbre internacional que perjudica a la marca España en sectores gallegos y vigueses tan internacionalizados como el naval, la automoción o el aeronáutico”.
Enrique Mallón constata que entre los empresarios “aprecian un sentimiento de tristeza” entre sus colegas catalanes y reclamó la “defensa de la legalidad” y “si hay algún cambio en la relación entre las comunidades autónomas que sea con votaciones legítimas, legales, consensuadas y de acuerdo con la Constitución”.
En el caso del sector de la moda hay preocupación, pero más política que económica. Alberto Rocha, gerente del clúster gallego del textil (Cointega) señala que la junta directiva se reunió el jueves y que tras debatir sobre el tema de Cataluña, concluyeron que no supone un mercado tan importante para Galicia como para que se penalicen las ventas. Rocha destaca que las empresas que lo tienen más difícil actualmente son aquellas que tienen instalada la manufactura en Cataluña porque "no se puede cambiar tan rápido como el domicilio social", estrategia que siguen los bancos. Rocha muestra desconcierto sobre los posibles aranceles que se crearían en una Cataluña fuera de la Unión Europea. Pero en todo caso, de esto hace lectura positiva. "En un caso hipotético, las marcas gallegas podrían beneficiarse si las marcas catalanas se ven afectadas", destaca Rocha. Y es que ambas comunidades "son competidoras directas" en un sector en el que Galicia se ha especializado en las última décadas. Rocha cree que realmente los mayores afectados "serán las clases menos favorecidas" que trabajan en la manufactura textil.

"Los consumidores catalanes son una gran ración para el mercado de la conserva gallega"

"La incertidumbre internacional perjudica al naval, la automoción o la aeronáutica de vigo"

"En un caso hipotético, las marcas gallegas podrían beneficiarse si las catalanas
se ven afectadas"

En el caso del sector de la moda hay preocupación, pero más política que económica. Alberto Rocha, gerente del clúster gallego del textil (Cointega) señala que la junta directiva se reunió el jueves y que tras debatir sobre el tema de Cataluña, concluyeron que no supone un mercado tan importante para Galicia como para que se penalicen las ventas. Rocha destaca que las empresas que lo tienen más difícil actualmente son aquellas que tienen instalada la manufactura en Cataluña porque "no se puede cambiar tan rápido como el domicilio social", estrategia que siguen los bancos. Rocha muestra desconcierto sobre los posibles aranceles que se crearían en una Cataluña fuera de la Unión Europea. Pero en todo caso, de esto hace lectura positiva. "En un caso hipotético, las marcas gallegas podrían beneficiarse si las marcas catalanas se ven afectadas", destaca Rocha. Y es que ambas comunidades "son competidoras directas" en un sector en el que Galicia se ha especializado en las última décadas. Rocha cree que realmente los mayores afectados "serán las clases menos favorecidas" que trabajan en la manufactura textil.

El 40% de Pescanova es de Sabadell y Caixabank

 Los dos grandes bancos catalanes, que estos días han tomado decisiones para trasladar su sede fuera de Barcelona, son los principales accionistas de una de las primeras empresas de Vigo: Pescanova. 
En concreto el Sabadell es el primer accionista de la multinacional pesquera, con sede en la parroquia de Chapela, con un 23,8%, mientras que Caixabank es el segundo con un 15,3%. Ambos son los primeros accionistas y a mucha distancia del tercero, que es otro banco, el HSBC Bank, que cuenta con un 12% del capital social de la compañía viguesa.
El Banco Sabadell se ha convertido en los últimos años de crisis en un operador importante en el mercado gallego, primero al quedarse con el Banco Gallego en la crisis de la cajas gallegas (la entidad pertenecía a Caixanova y luego a Novacaixagalicia) y después al colocarse al frente del proceso para reflotar Pescanova. La compañía debía al banco 200 millones de euros, que fueron capitalizados en forma de acciones, aunque posteriormente ha seguido apostando por la empresa pesquera al sumarse a la ampliación de capital. Junto a ello ha iniciado una campaña entre las empresas gallegas para ofrecerse como partner para financiar sus proyectos.
La Caixa por su parte lleva muchos años implicada con el mercado gallego y ha desplegado una amplia red de oficinas por las cuatro provincias, además de actividad social.
De hecho estaba entre los finalistas para hacerse con la entidad heredera de las cajas gallegas, pero finalmente fue el grupo venezolano Banesco el que se llevó el gato al agua. 

PSA opta por Valencia para exportar desde Zaragoza

 El Grupo PSA, que en España incluye las plantas de Vigo, Madrid, Zaragoza y Mangualde en Portugal (todas ellas bajo la dirección de Vigo) ha optado por Valencia en lugar de Barcelona para exportar desde su planta de Figueruelas, que recientemente se ha unido al Polo Ibérico tras la compra de Open por PSA.
Valenciaport recibió el martes el primer tren cargado de automóviles procedente de la factoría zaragozana de Figueruelas. El convoy, de 550 metros de longitud y operado por Gefco, trasladó alrededor de 200 vehículos del modelo Citroën C3 Aircross con destino a la exportación.
La decisión de la planta de Figueruelas de volver a utilizar este trazado ferroviario ha permitido al Puerto de Valencia diversificar los modelos de automóviles que recibe por tren. En concreto, tras la compra de Opel por parte del grupo PSA, Valenciaport incrementará "sustancialmente" la presencia de la marca Citroën en el recinto, ha asegurado la Autoridad Portuaria.
La planta ha confirmado que operará tres trenes semanales desde su factoría de Zaragoza hasta el puerto de Valencia. Esta decisión se ha tomado tras la eliminación de diversos "cuellos de botella" de la línea ferroviaria Valencia-Teruel-Zaragoza que ha permitido incrementar su operatividad.
Valenciaport se afianza como uno de los principales nodos logísticos de España para el tráfico de automóviles y ya dispone de 1.000.000 de m2 al servicio de la industria del automóvil, de los que 412.000 se ubican en Valencia y 560.000 en el recinto del puerto de Sagunto.  

Tous, propietaria de la viguesa Dayaday, no opina de política

 "Tous no se posiciona sobre temas políticos". Esta ha sido la postura de una de las empresas catalanas más emblemáticas, que hace unos años se hizo con la firma viguesa de complementos Dayaday, al preguntarle su opinión sobre la situación de la comunidad autónoma. Un portavoz de la empresa respondió así a preguntas de este periódico sobre Cataluña.
El grupo Tous adquirió en 2013 la marca de complementos de y bisutería Dayaday, del grupo vigués Pórtico, y mantuvo su sede central en Vigo.

Cambios en 2015


En 2015, el grupo Tous decidió establecer dos unidades centrales: una en Vigo, en unas nuevas oficinas en el Polígono Valladares, donde siguen los departamentos de producto, IT y logística; y otra en Manresa (Barcelona), sede de Tous, donde están los departamentos de marketing, recursos humanos y administración.