EL MUSEO VERBUM ACOGE UNA MUESTRA SOBRE LAS BODAS DE PLATA DE LA MODERNA GUARDIA URBANA QUE SUSTITUYÓ A LA MUNICIPAL

La Policía Local cumple 25 años sin salacot

Hace poco más de 25 años, los guardias de Vigo eran pocos pero fácilmente reconocibles gracias a su salacot distintivo que ya es historia. Entonces fue cuando se produjo el tránsito de la Policía Municipal (fundada en 1881), que estaba equiparada a los serenos y celadores y ni siquiera podía hacer detenciones, a la moderna Policía Local, que es en todo similar a la Policía Nacional, formando un cuerpo más de seguridad.
La Policía Local cumple 25 años sin salacot
Para celebrarlo, el museo Verbum acoge una exposición conmemorativa de las bodas de plata de la Policía Local, donde se recuerdan sus orígenes y su modernización y eficiencia, que permanecerá abierta al público hasta el 2 de marzo. La muestra fue inaugurada por el alcalde Abel Caballero, en un acto al que también asistió el jefe de la Policía, Carmelo del Castillo, y hace un recorrido por toda la historia de la Policía Local mediante fotografías —algunas del Archivo Pacheco—, uniformes, trofeos deportivos e incluso vehículos, como algunas motocicletas empleadas en los años 50 del pasado siglo. Una muy llamativa, una Royal, pues contaba con un sidecar en el que viajaba el jefe de la Policía Municipal. Eran los tiempos todavía de los guardias con abrigo hasta los pies y salacot en la cabeza, un gorro de origen colonial que fue abandonado a principios de los años ochenta, poco antes de su transformación en una policía con mayores poderes, capaz de realizar intervenciones, detenciones y de cumplir con la mayoría de funciones hasta entonces reservadas a las fuerzas de seguridad del Estado. Asimismo, la parte de la exposición denominada ‘De padres a hijos’ ilustra el paso por el cuerpo de distintas generaciones de una misma familia. También se pueden contemplar uniformes de distintas etapas y objetos utilizados para fotografía e investigación. Trofeos y recuerdos de competiciones deportivas y reconocimientos o elementos utilizados en la educación vial de los más pequeños, también forman parte de la exposición.

Carmelo del Castillo: ‘Vigo es una de las ciudades más seguras de España’

Carmelo del Castillo no sólo es el jefe de la Policía Local (su cargo exacto es superintendente, equivalente a inspector) sino su auténtico creador. Natural de un pueblo de Toledo, llegó a Vigo hace 25 años procedente de Getafe para organizar este cuerpo en su tránsito de la vieja Guardia Municipal a una fuerza de seguridad equivalente en todo a la Policía Nacional. En estos momentos, cuenta con 365 efectivos, aunque la plantilla tendría que llegar a 409. Asegura que la Local no tiene que envidiar a la Nacional.

¿Qué la falta a la Policía Local para estar a la altura de la Policía Nacional?
Quizá un grupo de investigación completo. Algo tenemos, de momento para la búsqueda de vehículos robados, que funciona muy bien.

¿Cree que con atribuciones similares, las dos policías se acaban solapando funciones?
No, tenemos una coordinación muy buena, excelente. Colaboramos muchas veces, y es visible, como en controles en las calles o recientemente en la puesta en marcha de las zonas sin botellón.

¿Cómo cree que será la Policía Local dentro de otros 25 años?
Lo que sea la sociedad. Y la sociedad va a ser multirracial, así que la policía lo será, de hecho ya lo empieza a ser. También creo que habrá un repunte importante del trabajo policial, que también resultará más difícil. Hay que tener en cuenta que se trata de un trabajo de mucho riesgo, aunque Vigo es una ciudad tranquila, con unos índices de seguridad magníficos.

¿Cree que habrá en el futuro más peligro en las calles?
Ahora mismo, Vigo es una de las ciudades más seguras de toda España, entre las ocho o diez primeras, seguro. Tenemos unos números envidiables, que han ido descendiendo, pero es cierto que hay ciudades donde ya hay mucho peligro. No en Vigo. Me gustaría pensar que continuará siendo una excepción en seguridad.