VIGO

Los pioneros que se atrevieron con el coche eléctrico en Vigo

La ciudad tiene la mejor infraestructura de recarga de Galicia, pero aún es mejorable

Miguel Simón señala el conector.
Miguel Simón señala el conector.
Los pioneros que se atrevieron con el coche eléctrico en Vigo

nnn En Vigo hay a día de hoy 138 vehículos eléctricos o híbridos registrados en el Concello. Son 116 más que hace cinco años. Atlántico ha contactado con cuatro de estos pioneros de la conducción eléctrica en Vigo. El silencio del vehículo y el ahorro en los gastos son los pros; los puntos de recarga (hay 41 en Vigo) y la falta de especialización de los talleres mecánicos (casi siempre hay que acudir al concesionario), las principales contras. Todos coinciden en que no volverían a conducir un vehículo a gasolina.
Eduardo Díaz es un vigués propietario de un vehículo híbrido enchufable. Esto signfica que su coche es eléctrico durante 50 kilómetros, y a partir de ahí, emplea un motor de combustión tradicional. No obstante, en sus desplazamientos diarios dentro de la ciudad no llega a consumir gasóleo. "El coche eléctrico no se cala, es silencioso y te relaja, a mi antes no me gustaba conducir, ahora lo disfruto", explica. 
Eduardo es, además, el delegado para la provincia de Pontevedra de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos de España (AUVE). Es el encargado de coordinar a los 25 asociados que tienen de momento en el área de Vigo, y su tarea fundamental es asesorar a centros comerciales o administraciones en la instalación de puntos de recarga. Señala que el Centro Comercial A Laxe de Zona Franca ha atendido a sus demandas y los instalará próximamente, y que el nuevo concurso de la XER (zona azul) prevé la instalación de nueve puntos de recarga rápida.
En Vigo los primeros puntos de recarga se colocaron a partir del año 2010 y son de tipo "lento", por lo que un usuario de coche eléctrico tarda hasta ocho horas en cargar la batería. Por ello reclaman que se coloquen los conocidos como de "carga rápida" que en hasta 20 minutos pueden llenar la batería hasta el 80%. En Vigo solo hay uno en el Centro Comercial Gran Vía.
Miguel Simón es propietario de un vehículo 100% eléctrico. "No vuelves atrás ni de broma", explica mientras conduce rodeado de silencio por la ladera del Castro. Explica que él tenía claro que quería un coche eléctrico "antes de comprarlo vi muchos vídeos en Internet y me informé", cuenta. Ahora disfruta de él y lo usa en sus desplazamientos diarios junto a su familia. Sobre el gasto para recargarlo, Simón explica que tras cambiar el tipo de tarifa solo paga sobre 20 euros al mes a mayores para sufragar la recarga de la batería, un ahorro significativo respecto a un vehículo de combustión. Miguel Simón se muestra muy crítico con la infraestructura de recarga de la ciudad "estoy cansado de mandar cartas a Concello, Diputación y centros comerciales pidiendo puntos de recarga rápida."
Román Santomé adquirió en mayo del año pasado su híbrido de rango extendido, esto es, que cuenta con un motor de combustión que recarga la batería en caso de necesidad. Lo compró de segunda mano en Alemania, donde explica que hay un mercado más económico porque fueron pioneros ya en el año 2010. "Vivo en Domaio y hago 36 kilómetros al día, la batería me da para hacer dos veces el viaje", cuenta Román. Este explica que tras haber realizado ya "9.500 kilómetros solo he consumido 18 litros de combustible". Como curiosidad, Román explica que en ocasiones tiene que avisar a la gente de que va conduciendo porque el coche no se escucha. "Tengo un claxon para peatones y otro para vehículos", explica.
Diego Álvarez compró su coche eléctrico en junio del 2017 después de que su anterior vehículo, de 25 años de antigüedad, dejara de funcionar. "Mi primer eléctrico fue el mismo que el del alcalde de Vigo, pero lo cambié", cuenta mientras organiza en el maletero los adaptadores para los diferentes tipos de enchufe. Diego explica que compró el coche "como kilómetro cero" pero tiene la batería alquilada a Renault, que la cambia si hay problemas. Otra gran ventaja: solo paga 100 euros al año de seguro a todo riesgo.n