VIGO

“El Palillero” pasa la noche en el calabozo

La Policía detuvo al octogenario por un requerimiento judicial

El octogenario rayacoches, conocido como "El Palillero".
El octogenario rayacoches, conocido como "El Palillero".
“El Palillero” pasa la noche en el calabozo

 Los vecinos de A Doblada y O Calvario se ahorraron la vigilancia al "Palillero" ayer por la tarde al ser detenido por la Policía Local pasadas las 15.30 horas. El octogenario que raya coches y bloquea cerraduras en A Doblada pasó la noche en los calabozos de la Policía Nacional tras hacerse efectiva una orden de busca y captura emitida por el Juzgado de lo Penal número 1. "El Palillero" fue trasladado a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía y pasará hoy a disposición judicial para notificársele una requisitoria judicial. Este arresto asegura su presencia hoy en los Juzgados tras ausentarse en un primer juicio, programado para el pasado mes de diciembre, en el que estaba acusado de haber cometido rayazos a vehículos en 2017. La Fiscalía le pide por esta causa pendiente una condena que asciende a los 16.200 euros. Además, el octogenario de A Doblada mantiene dos causas abiertas: una de lesiones y otra por abuso sexual cometido en plena calle a una vecina del barrio. 

El juzgado de Instrucción 7 de Vigo lleva una de las causas contra el octogenario que suma un oficio de la Policía Local y la inhibición de otra por lo que en total dichas diligencias afectarían a 43 perjudicados. Fuentes judiciales confirmaron que se les ha ofrecido la posibilidad de tomar acciones legales, de personarse como acusación particular en la causa además de presentar una valoración económica de los daños sufridos supuestamente por "El Palillero".
La situación provocada por las constantes denuncias a este vecino del Calvario ha causado gran preocupación en los juzgados, así como en la Fiscalía. 
Fuentes fiscales aseguraron que se están realizando las acciones oportunas pero siempre "dentro de la legalidad". Tanto jueces como fiscales reconocen la dificultad penal de este caso ya que el delito de daños que se le atribuye al octogenario en las denuncias no lleva emparejado penas de prisión. A dicha dificultad se suma el hecho de poder probar la autoría de los citados daños, ya que no es suficiente tener la seguridad de quién los ha cometido sino poder demostrarlo. De hecho, la falta de pruebas llevó al archivo varias denuncias anteriores. A partir de la reiteración del delito, la Policía ha aconsejado a los vecinos que sufran algún daño en su vehículo que llamen de inmediato a la Policía para poder levantar acta e identificar al presunto autor en el lugar, algo que ya está haciendo.