VIGO

El fiscal pide 3 años por homicidio en A Lagoa

Considera que hubo imprudencia grave en la playa en julio 2014 

La zona donde se produjo el accidente mortal en Lagoa.
La zona donde se produjo el accidente mortal en Lagoa.
El fiscal pide 3 años por homicidio en A Lagoa

nnn El fiscal solicita tres años de prisión por homicidio por imprudencia grave para J.V.P, a quien acusa del fallecimiento de un hombre, Marcos Castro, de 47, en la playa de A Lagoa, en Teis, el pasado 3 de julio de 2014. Castro fue arrollado por una embarcación pilotada por J.V.P. cuando se encontraba nadando entre la Cala do Faro, al pie de A Guía, y la isla Cabrón. Este bañista tenía dos hijos adolescentes y era de Louredo (Mos). Trabajaba en una gestoría en el centro y era aficionado al baloncesto.
Según el relato del Ministerio Fiscal, el acusado salió sobre las ocho y media de la tarde en una embarcación de su propiedad, a gran velocidad y sin respetar el canal de navegación de entrada y salida al puerto delimitado por postes de hierro, adentrándose en la zona de baño de la cala próxima, A Lagoa, sin aminorar su marcha ni adoptar la más elemental vigilancia en evitación de riesgos. En tales circunstancias, el fiscal señala que no se apercibió  de la presencia en su trayectoria del bañista Marcos Castro, "omitiendo las señales y gritos de éste y los restantes usuarios de la playa". A consecuencia, acabó arrollándole a su paso, golpeando las hélices y la quilla de la motora su cabeza, provocándole la muerte casi inmediata por traumatismo craneoncefálico abierto con destrucción de centros vitales y asfixia por la sumersión.
 Según testigos presenciales en aquella tarde, los ocupantes de la embarcación no vieron ni oyeron los gritos y señas que les hacía el bañista ni la gente desde la playa, por el ruido del motor y porque les cegaba el sol. Cuando se dieron cuenta, ya era tarde, y pese a intentarlo, era imposible evitar el accidente mortal.

UNA ZONA DE BAÑISTAS
Hasta el lugar se desplazó entonces una patrullera de Salvamento Marítimo, un ambulancia del 061, Protección Civil, una dotación del Cuerpo Nacional de Policía, personal del Puerto de Vigo y los buzos del puerto deportivo de Punta Lagoa.
 La Cala do Faro -en A Lagoa- es utilizada por los nudistas, por estar en una zona recogida, aunque comparten espacio con personas que van en bañador. Durante los días siguientes los usuarios de la pequeña playa señalarían que  “por esta zona nunca vienen los barcos, van siempre de la baliza hacia dentro de la Ría, ya saben que aquí hay bañistas y no entran”. n