VIGO

Energylab es ya el quinto centro tecnológico nacional de Vigo

Uno de los pilares de la agenda industrial de Galicia será la eficiencia energética

Luis Ramiro Díaz, Francisco Conde, Salustiano Mato y Rocío Fernández, ayer en el acto en Citexvi.
Luis Ramiro Díaz, Francisco Conde, Salustiano Mato y Rocío Fernández, ayer en el acto en Citexvi.
Energylab es ya el quinto centro tecnológico nacional de Vigo

nnn Energylab se presentó ayer en sociedad como centro tecnológico de eficiencia y sostenibilidad energética ahora con categoría nacional, en un acto presidido por el conselleiro de Industria, Francisco Conde y que contó con una nutrida representación de empresarios, investigadores y autoridades en su sede de Citexvi, en el Campus. 
Ahora son seis los centros tecnológicos nacionales que funcionan en Galicia, cinco de ellos en el área metropolitana de Vigo: Energylab (eficiencia energética), Gradiant (telecomunicaciones), Anfaco (sector pesquero y transformador de los productos de la pesca y la acuicultura), los tres en el Campus de Vigo, el CTAG (automoción) y Aimen (metalurgia), ambos en O Porriño. El sexto es el Instituto Tecnológico de Galicia, de A Coruña.
El presidente de Energylab y delegado de Gas Natural Fenosa en Galicia, Luis Díaz, destacó que uno de los pilares de la agenda industrial de Galicia de los próximos años será la eficiencia energética y que están preparados para asumir el reto. Para ello aumentarán la plantilla en un 40% y duplicarán la facturación en 2015. Entre los objetivos que citó está el desarrollo de fuentes de energía autóctonas como la biomasa o las olas.
El rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, dijo que en las universidades surge el conocimiento que permite desarrollar el potencial de los centros tecnológicos y que éstos a su vez aportan soluciones que mejoran la competitividad de las empresas y permiten generar empleo y riqueza.
El conselleiro de Industria, Francisco Conde, felicitó al equipo humano y al patronato por lograr este reconocimiento que “mejora la posición de Galicia en la innovación energética”. También recordó que participan en una de las 8 unidades mixtas de investigación  (con Gas Natural y la Xunta) que promueven en Galicia para crear centros de innovación excelentes. El objetivo es “fijar tejido industrial en Galicia, renovar (tanto las grandes empresas como las pymes) y aprovechar las oportunidades que surjan en nuevos sectores”.
Energylab nació en 2008 y trabajó en 80 proyectos, la mitad de I+D con universidades, centros tecnológicos y empresas. Este centro tecnológico jugará un papel importante en Galicia, España y Europa, puesto que todavía más del 80% del consumo energético mundial proviene de combustibles fósiles y al ritmo actual en 2035 Europa dependerá en un 90% de las importaciones de petróleo y en un 80% de las del gas. Esto supone un coste excesivo para Europa y una posición vulnerable frente a una disminución de la producción de petróleo y gas y la aparición de nuevos consumidores energéticos como China e India, según explican. En este escenario, la Comisión Europea está impulsando políticas para fomentar la explotación de recursos autóctonos, actuar de forma colectiva para garantizar el suministro de petróleo y gas, y fomentar el ahorro energético. 

Gases de efecto invernadero
El sector de la energía es responsable de las dos terceras partes de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, de tal forma que las decisiones en este campo tienen un impacto fundamental en la lucha contra el cambio climático. El desafío, según señalan, es mantener la reducción del consumo, invertir en renovables y medidas de eficiencia energética una vez que termine la crisis y empiece el crecimiento económico.
Con el fin de liderar la lucha mundial contra el cambio climático y reducir la dependencia energética, la Unión Europea estableció unos objetivos que deben cumplir los estados miembros en 2020: reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, bajar un 20% el consumo de energía primaria, alcanzar un 20% de energías renovables sobre el consumo de energía primaria. Cumplir estos objetivos supone mejorar la eficiencia energética y ahí entra Energylab. Entre 2016 y 2020  Europa invertirá 200.000 millones de euros en eficiencia energética. n