VIGO

La mayoría de jefes de Primaria quieren dimitir ante el “deterioro asistencial”

Estalla la rebelión en la Atención Primaria ante la grave falta de medios y personal: los jefes de servicio y unidad de la ciudad y las villas se plantan ante la falta de medidas del conselleiro de Sanidade y del gerente del área. Critican la sobrecarga asistencial, la falta de profesionales como médicos de familia y pediatras, las listas de espera inaceptables que castigan a los pacientes, la falta de material y aparatos y las condiciones de trabajo deplorables para los jóvenes profesionales, entre otros

Los centros de salud del área sanitaria de Vigo expresaron su malestar a través de los jefes.
Los centros de salud del área sanitaria de Vigo expresaron su malestar a través de los jefes.
La mayoría de jefes de Primaria quieren dimitir ante el “deterioro asistencial”

 La mayoría de los 34 jefes de servicio y unidad de los centros de salud del área sanitaria de Vigo anunciaron su intención de dimitir ante el “progresivo deterioro de la asistencia sanitaria en Atención Primaria, que ha llegado a límites insostenibles”. 

El colectivo, constituido como Junta de Jefes de Servicio del Área, se reúne esta tarde en la sede del Colegio Oficial de Médicos de Pontevedra para explicar su postura.
En un documento que firmaron la mayoría de los jefes explican que la “sobrecarga asistencial a la que están sometidos” conlleva “un deterioro de la atención a los pacientes con repercusión en su salud”, así como “un agotamiento y desmotivación de los profesionales sanitarios”. Esta situación da lugar, según indican, a la falta de fidelización de los jóvenes profesionales a la sanidad pública y jubilaciones anticipadas de profesionales con gran experiencia.
En segundo lugar, lamentan la “nula previsión de la falta de recambio profesional, que desde hace años era evidente, en especialidades como Medicina de Familia y Pediatría”.
Otro de los problemas a los que se refieren en el documento firmado por los jefes es la dificultad de acceso a la atención hospitalaria de los pacientes. En concreto, se refieren a las listas de espera para aceder a pruebas y consultas “inaceptables”, sin posibilidad de derivación urgente o preferente, con lo que el Servicio de Urgencias  del Cunqueiro se queda como única puerta de entrada. 
A mayores, apuntan a la “utilización perversa” de nuevas tecnologías en la interconsulta que todavía dificulta más el acceso.
Los recursos materiales son otra de las preocupaciones de los jefes de servicio. Aseguran que los centros de Atención Primaria no cuentan desde hace años con planes estables de reposición de material ni de incorporación de nuevo aparataje. “No dejamos de ver cómo los hospitales crecen en dotación y tecnología cara y sofisticada mientras en Atención Primaria se carece de lo elemental”, aseguran los jefes.  En este contexto, añaden que la actividad que antes se hacía en los hospitales y ahora se realiza en Primaria no ha ido acompañada de los recursos necesarios.
Por último, aportan otro argumento que ya vienen repitiendo las sociedades científicas médicas en Galicia como es la  ausencia de contratos  eventuales estables, así como “las condiciones de trabajo deplorables para los jóvenes profesionales en la Sanidad Pública”.
El panorama que describen les lleva a manifestar que “hasta aquí hemos llegado” y que no quieren “ser cómplices de este deterioro”. Apuntan también que ya explicaron esta situación a la dirección del área sanitaria y al conselleiro de Sanidad, pero sin lograr cambios.