VIGO

Conxemar llena Vigo y hace que haya que ir a Santiago para conseguir hotel

“Si hubiera varias ferias al año como ésta, para nosotros sería un negocio fantástico”, señala el presidente de Ahosvi

Hosteleros, Concello y Conxemar organizan la feria Vigo Fish Week en el Náutico con degustaciones de productos del mar.
Hosteleros, Concello y Conxemar organizan la feria Vigo Fish Week en el Náutico con degustaciones de productos del mar.
Conxemar llena Vigo y hace que haya que ir a Santiago para conseguir hotel

nnn  La asociación hotelera viguesa (Ahosvi) cumplió sus expectativas y ha puesto el cartel de completo en todas las camas de la ciudad, su área e incluso más allá, hasta Pontevedra, con motivo de la feria Conxemar. “Para conseguir una habitación hay que ir mucho más lejos, hasta Santiago, o quizá en Mondariz”, explica el presidente de Ahosvi, Jaime Pereira, que dirige uno de los cuatro estrellas.  “De lunes a miércoles los hoteles están llenos prácticamente al cien por cien, confirmando las reservas realizadas”, indicó. 
No resulta una sorpresa, ya que la feria del congelado resulta desde hace varios años la más importante y rentable de cuantas se desarrollan en el Ifevi, que igual que el parque hotelero, se queda pequeño para la exposición anual. 
“Todos los años es más o menos igual, quizá en los dos últimos ejercicios con más fuerza, con lleno desde la víspera de la apertura, mientras que  el último día ya se marcha mucha gente, porque el día 6 ya sólo quedan los expositores, y hay menos visitantes”, indica Pereira, haciendo un diagnóstico. 
“Si hubiera varias ferias al año como ésta, para nosotros sería un negocio fantástico”, señala el presidente de Ahosvi, quien indica que Conxemar también supone unos días a tope para el área metropolitana, “que está recibiendo reservas de rebote desde los hoteles de Vigo, hasta Pontevedra y Baiona o el Morrazo”. Claro que apunta que tras Conxemar se abre lo que llama irónicamente el “agujero negro” de la hostelería viguesa, que se prolonga hasta bien entrado marzo, seis meses en que la ocupación toca fondo con mínimo movimiento del turismo convencional y reducido del llamado “turismo de negocios”, de quienes se alojan por ferias o por asuntos relacionados con la automoción. El naval era un pilar muy importante para los hoteles, pero la reducción de pedidos ha afectado a la ocupación durante los seis meses de “bajón”. Claro que Ahosvi ha podido anotar un verano excepcional, con una media del 80% en julio y superior en agosto. Según los registros oficiales del Instituto Nacional de Estadística, hubo alrededor de 200.000 pernoctaciones entre ambos meses, récord histórico. n