VIGO

La ciudad que construye Penela

El proyecto de Cidade da Xustiza se añade a la larga lista de edificios construido o rehabilitados por el arquitecto, también autor de la frustrada reconstrucción de Barrio do Cura. Aún espera que su plan avance.

Dos de las actuaciones más características de Alfonso Penela: el Centro Tecnologico de la Universidad (Citexvi), con su llamativa forma. Y el edificio Arines, rehabilitado, el más antiguo de Vigo.
Dos de las actuaciones más características de Alfonso Penela: el Centro Tecnologico de la Universidad (Citexvi), con su llamativa forma. Y el edificio Arines, rehabilitado, el más antiguo de Vigo.
La ciudad que construye Penela

nnn El arquitecto Alfonso Penela se ha convertido en el auténtico constructor del Vigo más reciente con la profusión de obras con su estilo y  firma, la mayoría de iniciativa pública aunque con excepciones llamativas. Los dos últimos encargos han sido quizá los más conocidos, la sede del Celta por reforma integral del edificio del Círculo Mercantil, en ejecución, y la transformación del antiguo Xeral en la nueva Cidade da Xustiza, que supondrá una inversión de unos 25 millones de euros a cuenta de la Xunta y 2019 como meta. 
Pero su lista de actuaciones en el ámbito público es mucho más larga e incluye obras para Zona Franca, Xunta, Concello de Vigo y sobre todo la Universidad de Vigo. Para el consorcio, la rehabilitación del edificio Arte, en la Plaza de la Constitución, para su entrega a la consellería de Sanidad como centro de salud del Casco Vello. 
Para la Xunta también levantó el centro de salud de Coia y la piscina de Cangas. Lleva la firma de Penela además la reforma integral del edificio Arines, el más antiguo de la ciudad, por encargo del ayuntamiento vigués para sede del Instituto Camoens, la primera obra relevante de mejora del Casco Vello, entonces con fondos europeos del Plan Urban.
Para la Universidad de Vigo, el gran cliente de Penela, al menos siete grandes edificios en el Campus central, todos con la marca de autor: las oficinas administrativas del Rectorado, las residencias universitarias, el Centro Tecnológico (Citexvi), el Centro de Investigación Biomédica (Cinbio), el módulo de investigación denominado MTI, y las facultades de Económicas y Ciencias Jurídicas, que conforman el cogollo esencial del espacio universitario de Lagoas-Marcosende. 
En el ámbito privado hay que añadir la nave central de Elevadores del noroeste (Enor) en el Parque Tecnológico de Zona Franca. Pero sobre todo el resto de actuaciones y reformas realizadas y en proyecto, su Plan Especial para el Barrio do Cura, que se planteó como el mayor proyecto de transformación del centro urbano, y también su mayor frustración, y la de toda la ciudad. 
Él mismo reconoce que se trata de una obra en la que ha trabajado mucho. “Llevo doce años y hemos hecho un par de presentaciones (una en marzo de 2010, con la maqueta, el gobierno local y los promotores), pero primero por una causas y ahora por la anulación del Plan General no ha salido adelante y se ha parado todo”, explicaba tras conocer que había ganado el concurso de ideas de la Cidade da Xustiza. 
No quiere opinar sobre si podrá continuar adelante con el proyecto, bien con la misma propiedad o con otro titular o si se trata de una actuación de la que hay que olvidarse, aunque mantiene la plena vigencia de su proyecto, que contemplaba entre otros aspectos extender el mirador del Paseo de Alfonso XII y sobre todo, unir el entorno de la Panificadora, el Casco Vello y O Berbés en una pieza coherente. Había edificios llamativos y plazas e incluso se mantenía finalmente la fachada del antiguo asilo, de estilo neogótico, integrándose en el entorno. 
Algo que lamenta es la lentitud con que se han desarrollado buena parte de sus obras, con una media de siete años de gestión hasta su finalización. Barrio do Cura supera todos los récords. n