VIGO

Bueu quiere depender del HAC de Vigo y dejar Pontevedra

Afirman que la apertura del Cunqueiro permite volver a la situación de antes de 2013

Bueu tiene sus ojos puestos en el nuevo hospital de Vigo y rechaza seguir yendo a Santiago.
Bueu tiene sus ojos puestos en el nuevo hospital de Vigo y rechaza seguir yendo a Santiago.
Bueu quiere depender del HAC de Vigo y dejar Pontevedra

Bueu prefiere ir al nuevo hospital vigués Álvaro Cunqueiro (HAC) que seguir en el Montecelo de Pontevedra y tener que viajar al Complejo Hospitalario de Santiago para varias especialidades de referencia. Así se desprende de una moción que presentará el BNG en el próximo pleno y que se aprobará con total seguridad porque este partido gobierna con mayoría el municipio.
En esa moción se proponen solicitar a la Consellería de Sanidade y al Sergas la reasignación de la población de Bueu al área sanitaria de Vigo en lo relacionado con la atención especializada de alto nivel. Supone recuperar una situación que tenían antes de septiembre del año 2013, cuando el Sergas decidió reasignar a la población de este municipio, que siempre había tenido a Vigo como referencia, a Pontevedra y Santiago. “Supuso un grave quebranto para la población de Bueu”, aseguran.
Esto también supone y así lo plantean en la moción que retiran su demanda de ampliación del  Hospital Montecelo y de la construcción del proyecto nunca iniciado del hospital Montecarrasco, centros todos ellos de Pontevedra que también tiene a un alcalde del BNG.
El autor de la moción es el concejal nacionalista y médico de familia de Bueu, Juan Carlos Eirea, que además había sido Gerente de Atención Primaria del área sanitaria de Vigo, puesto que le trajo a Vigo a trabajar durante el Gobierno bipartito de la Xunta.
Argumenta que el nuevo conselleiro, Jesús Vázquez Almuiña, se mostró dispuesto a devolver a Vigo la población que se había llevado a otras áreas y consideran que con la apertura del nuevo hospital es el momento idóneo para hacerlo. Asimismo, explican que en su momento, ese desvío de población había ocasionado una importante contestación social en diferentes movilizaciones y en la postura que mantuvieron en público distintas organizaciones políticas, sindicales y ciudadanas. “La medida fue tomada en su momento alegando problemas de listas de espera y redistribución de recursos, obviando los inconvenientes generados a los usuarios y la pérdida de capacidad resolutiva del área viguesa ante la disminución presupuestaria”, indican. Por último, se suman a la reclamación social “del carácter público de la gestión del hospital Álvaro Cunqueiro”.