VIGO

Balaídos costará 30 millones y podrá acoger 31.500 aficionados

Las obras de la reforma de la grada de Río, por 1,6 millones, salieron ayer a concurso

Infografía de la vista aérea del aspecto del estadio de Balaídos tras la reforma y la humanización.
Infografía de la vista aérea del aspecto del estadio de Balaídos tras la reforma y la humanización.
Balaídos costará 30 millones y podrá acoger 31.500 aficionados

El alcalde presentó ayer el plan director de la reforma del estadio de Balaídos, que costará unos 30 millones de euros y tendrá capacidad para 31.500 aficionados, un millar más que la estructura actual. En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde vigués aseguró que el proyecto saldrá adelante y que habrá reforma y, al respecto, indicó que la primera fase -la reforma de la grada de Río– ya está en fase de licitación por un importe de 1,68 millones de euros y un plazo de ejecución de cuatro meses para reforzar la seguridad de la cubierta tras los desprendimientos producidos en los últimos años. “De esos millones ya hay cuatro asignados”, aseguró. 
Así, a esta licitación aprobada ayer en la junta de gobierno local le seguirá el cubrimiento de la grada de Río y el acondicionamiento del resto del estadio en cuanto a señalización o accesos, en una segunda fase por 2,56 millones de euros y un plazo de seis meses que previsiblemente se ejecutará al mismo tiempo que el arreglo de Tribuna y Preferencia, que se acercará al campo. Esta última obra la financiará el Celta con 350.000 euros mientras que el Concello se hará cargo, previsiblemente, del revestimiento de la grada con las láminas de chapa de aluminio con las que se prevé cubrir todo el estadio dando una apariencia de olas que podrían cambiar de color en función de la iluminación elegida. 
Ante los medios de comunicación, Caballero calculó que las obras tardarán unos dos años y medio y precisó que será necesario derribar las gradas de los laterales, las de Marcador y Gol, para acercar éstas también al campo hasta el mínimo permitido. Esta última parte de la reforma será la más costosa.  “Las gradas de Gol y  Marcador se acercarán al terreno más de 25 metros y la grada de Tribuna se acercará hasta el mínimo permitido por el reglamento,a cuatro metros del campo”, dijo el alcalde vigués, que remarcó que el “viejo estadio se convertirá en un estadio europeo de primer nivel”.