VIGO

Arte y debate alrededor del monte de mancomún

Representantes de las asociaciones comuneras analizaron su situación ayer en el Marco convocados por "O monte é noso"

“Veraneantes”.
“Veraneantes”.
Arte y debate alrededor del monte de mancomún

nnn El arte como impulsor de los movimientos sociales quedó ayer  demostrado con las jornadas convocadas por "O monte é noso" en la que analizó la realidad de las comunidades forestales de mancomún. Este encuentro se engloba dentro de la exposición “Veraneantes”, donde participa este proyecto multidisciplinar. “Invitamos a representantes de toda Galicia para que se conozcan y establezcan estrategias de colaboración”, apuntó Iñaki López, integrante del equipo que engloba a abogados, técnicos de cartografía, ingenieros agrónomos y productores socio-culturales. En el encuentro se analizó la realidad de las 3.000 unidades productivas que ocupan en torno a las 700.000 hectáreas da superficie gallega, cerca del 30% del territorio. A lo largo de la segunda mitad del siglo XX se experimentaron varios regímenes institucionales hasta que a partir de 1968 comenzó un proceso de devolución de la propiedad del monte a las comunidades de vecinos, proceso que consolidó con la ley de 1989 do Parlamento de Galicia. Desde ‘O monte é noso’ presentaron el caso de la Mancomunidad de Montes de Valadares como la vanguardia en este tipo de organizaciones.
Con la presentación del libro de “Montes, Vacas y Procomún” se descubrió a los asistentes de las jornadas otras posibilidades de explotación que van más allá de la forestal. Se trata de un estudio surgido en el proyecto de Alg-a Lab durante un encuentro de Summer Lab en la sede del colectivo en Valadares en 2012. Así surgió ‘O monte é noso’, siendo reconocido con el Premio al Emprendimiento Cultural otorgado por el Concello de A Coruña.  
El equipo de trabajo de dividió en varios módulos de acción aún en activo.  Por un lado desarrollaron la vertiente digital colgando un web del proyecto y elaborando una wiki relacionado con conceptos del monte. 
En el laboratorio se estableció un programa de investigación en la búsqueda de nuevas salidas para el área forestal.
También en la red se colgó el trabajo de cartografía, donde se establecen los límites de las zonas de mancomún, visibilizando las comunidades.
Expertos y profesionales vinculados al proyecto realizan intervenciones específicas para solventar los problemas que se presentan en los distintos colectivos mancomunados.
Por último, elaboran una política de difusión, comunicación y formación para concienciar a la población de la labor realizada por este sistema de organización del monte peculiar de Galicia. En esta sección se encuentra la participación en la exposición “Veraneantes”, intervención que se explicó durante el encuentro de ayer. Abre la muestra una selección de imágenes del vigués Joan Morera, que a través de las fotografías denuncia el mal uso que se le da a áreas del monte vigués con edificaciones ilegales. Simbólicamente, elevan a la categoría de arte los frutos naturales de los bosques (piñas, helechos, hojas) y los aparejos tradicionales del trabajo rural que se enfrentan a las nuevas tecnologías y las capturas de las web de “O monte é noso”. Completa la pieza un mural con los beneficios y las implicaciones sociales de las explotación forestal en Galicia.n