VIGO

El 16 de agosto se lanzará el tercer satélite de la Universidad

El 'Serpens' es un satélite fabricado por miembros de la Agrupación Aeroespacial en colaboración con la Agencia Espacialde Brasil y con científicos de centros de aquel país.

Diego Nodar, Alberto González y Antón Vázquez pertenecen a la Agrupación Aeroespacial.
Diego Nodar, Alberto González y Antón Vázquez pertenecen a la Agrupación Aeroespacial.
El 16 de agosto se lanzará el tercer satélite de la Universidad

 La Universidad de Vigo escribirá una nueva página en su historia con el envío el próximo 16 de agosto a la Estación Espacial Internacional del 'Serpens', un satélite parcialmente fabricado por miembros de su Agrupación Aeroespacial.
Tras el 'Xatcobeo' y el 'Humsat', fabricados íntegramente en Vigo y puestos en órbita, el 'Serpens' es fruto de una colaboración con la Agencia Espacial de Brasil en la que ha participado alumnado de institutos y universidades de aquel país, así como de Estados Unidos e Italia.
El proyecto 'Serpens' incluye de inicio un satélite, cuatro estaciones en tierra y una veintena de sensores que enviarán datos ambientales, según informa el diario digital de la institución académica viguesa.
El satélite es un 'cubesat' que entre sus misiones tiene la de probar en órbita una plataforma de bajo coste, utilizando componentes comerciales.
Otra funcionalidad, en la que participa la Universidad de Vigo, es una plataforma de altas prestaciones y una carga útil evolucionada del 'Humsat', que incluye mejoras basadas en datos en órbita de aquel satélite.
Tras su integración final en el lanzador, realizada en Tsukuba, Japón, el satélite está ya listo para ser enviado a la Estación Espacial Internacional.
Diego Nodar, Alberto González y Antón Vázquez son, bajo la dirección de Fernando Aguado, tres de los rostros de la Universidad de Vigo que participan en una experiencia, que estos ingenieros, que se desplazaron a Brasil para la integración y test de todo el satélite en la última fase del proyecto, califican de "muy positiva" y de la que valoran especialmente "la colaboración con el equipo de Brasil. Hasta ahora los proyectos en los que estuvimos involucrados fueron desarrollados enteramente en la Universidad de Vigo y no habíamos tenido la oportunidad de trabajar con otros equipos de manera continuada y esto nos permitió ver otras formas de trabajar, mejorar cosas y, también por supuesto, darnos cuenta del que hacemos bien", explica Diego Nodar.
Tras su integración final en el lanzador, realizada en Tsukuba, Japón, el satélite está ahora mismo listo para ser enviado a la Estación Espacial Internacional. 
El despliegue del satélite en órbita se hace en dos pasos: en la primera se lanza el satélite en una nave de carga hasta la Estación el 16 de agosto y en un segundo paso el satélite será desplegado en la órbita final por los propios astronautas alojados ahora mismo allí, utilizando un brazo robótico, que han instalado para este tipo de actuaciones," explica Alberto González, que avanza que la fecha concreta de despliegue no se sabe, ya que depende de la organización interna de la estación, aunque será entre septiembre u octubre, si no hay cambios.
Realizado el lanzamiento empezará una fase de puesta en marcha del satélite, en la que se despliegan las antenas y se recibe por primera vez, una fase en la que se comprueba que el satélite está bien y no sufrió ningún problema durante el lanzamiento y está preparado para su operación normal, un proceso que puede durar un par de semanas y a partir del el cual empezaría la operación normal del satélite.