UNIVERSIDAD

Teleco recibe un premio en Hong Kong sobre seguridad en las TIC

 Ingenieros del centro AtlanTTIc de la Universidad de Vigo recibieron a mediados de diciembre en Hong Kong un premio por una comunicación sobre seguridad en la información.

Fernando Pérez y Alberto Pedrouzo, con Patrizio Campisi.
Fernando Pérez y Alberto Pedrouzo, con Patrizio Campisi.
Teleco recibe un premio en Hong Kong sobre seguridad en las TIC

El trabajo se impuso a 102 comunicaciones, de las que se habían seleccionado 35. El galardón se otorgó en el Workshop on Information Forensics and Security, que es el congreso de referencia mundial del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos. 
En este foro se selecciona cada año el mejor artículo de investigación en temas de análisis forense y seguridad de la información y el de 2018 fue para Vigo. 

El artículo “Camera Attribution Forensic Analyzer in the Encrypted Domain”, firmado por los investigadores de atlanTTic Alberto Pedrouzo, Miguel Masciopinto y Fernando Pérez, en colaboración con Juan Troncoso, de la Escuela Politécnica Federal de Laussane (Suiza), recibió el premio a la mejor presentación.
 Los expertos proponen por primera vez una solución que permite conocer desde que cámara determinada se sacó una imagen, preservando la privacidade de los contenidos. Esta es la segunda vez que docentes de la Escuela de Telecomunicación reciben este galardón internacional, ya que en 2014 el catedrático Pérez, junto con el profesor Pedro Comesaña, fueron distinguidos con el mismo premio por un artículo sobre la posibilidad de manipulación adicional de las propiedades estadísticas de las imágenes, audios o vinilos para conseguir “engañar” a los detectores forenses.
Alberto Pedrouzo, Miguel Masciopinto y Fernando Pérez explican que su propuesta "resuelve el problema de procesado de contenidos confidenciales por parte de terceros, como por ejemplo, con los servicios en la nube, sin infracciones de privacidad, ya que en todo momento las señales involucradas estarían cifradas".
 Como ejemplo, destacan que esto permitiría a las fuerzas de seguridad determinar, en casos de pornografía infantil, si las fotos fueron sacadas con la cámara del sospechoso. La posibilidad de utilizar huellas dactilares invisibles para resolver el llamado "problema de atribución de la cámara" ya se conocía, pero esta es la primera vez que se formula y se resuelve el difícil problema de realizarlo con señales cifradas. El jurado valoró la originalidad de la idea y las contribuciones técnicas. n