Riesgos y beneficios de las apuestas deportivas

Las apuestas deportivas son, cada vez más, una fuente de ingresos extra para muchos usuarios.

Riesgos y beneficios de las apuestas deportivas

Pero también cada vez es mayor el número de gente que acude a especialistas por sus problemas con el juego. Desde Intelbet apuestas deportivas nos traen un análisis de ambos bandos y tratarán de ayudarnos a evitar problemas. 

Un método sencillo de ingresos extra

Cada vez más y más gente, de cualquier sexo o edad se siente atraída por el mundo de las apuestas deportivas, ya que parece una manera sencilla de ganar dinero. Su accesibilidad quizás sea la principal razón, debido a la posibilidad de hacer apuestas tanto online como en cualquiera de los numerosos locales físicos de apuestas que hay en España. No se tardan ni 5 minutos en abrir una cuenta online, y en un local físico simplemente es necesario enseñar el DNI para corroborar la mayoría de edad. Las apuestas se confirman de manera instantánea y las alternativas ofrecidas son muy numerosas. Podemos apostar desde quién ganará el partido o el número de goles hasta el número total de corners, saque de banda, o tarjetas amarillas. Y no solo eso, sino también los deportes. Hoy en día las casas de apuestas ofrecen prácticamente cualquier deporte, desde tenis o fútbol hasta vóley playa o surf. Incluso algunas casas de apuestas se atreven con mercados de eventos televisivos como Eurovisión. 

Otra de las ventajas o razones por las cuales cada vez hay más jugadores, es la rapidez a la hora de cobrar los beneficios. Habitualmente los cobros son procesados minutos después de que el partido o evento al cual se ha realizado la apuesta finaliza, lo cual supone otra atracción para el apostador.

Los Tipsters colaboran en el proceso 

Un tipo de individuos que está creciendo de manera exponencial son los denominados Tipsters, es decir, aquellos expertos en determinadas materias (ligas, deportes, países…) que ofrecen sus pronósticos de manera gratuita o de pago. Estos Tipsters ayudan a sus seguidores a ganar dinero, ya que en su mayoría tienen una trayectoria dilatada y una muestra de sus beneficios obtenidos anteriormente. Cómo decimos, ofrecen sus pronósticos, dónde suelen incluir la cuota a la que recomiendan apostar, y una pequeña explicación con sus razones para realizar dicha apuesta.  
Estos individuos son una pieza clave en el mundo de las apuestas, ya que son la mejor vía para obtener beneficios, pero no la única.  

Los conocimientos propios también nos pueden dar beneficios 

También hay gente que prefiere sacar partido de sus propios conocimientos. Cualquier método es válido, y uno muy eficaz es aprovechar los conocimientos o experiencia propia para ganar dinero. Si hablamos sobre todo de deportes o ligas exóticas, donde la información que poseen las casas de apuestas es mucho menor, estos conocimientos de los que hablamos pueden ser muy interesantes. Al fin y al cabo, es lo que hacen la mayoría de expertos y profesionales que cobran por ello (Tipsters). No es de extrañar tampoco que la mayoría de esos expertos sean jugadores o ex jugadores del deporte al que apuestan, por lo que si somos aficionados a juegos o deportes exóticos como los electrónicos (E-Sports, LOL, etc.), también tenemos la posibilidad de apostar y sacarle beneficio.

Los riesgos de las apuestas

Llegados a este punto toca hablar de los riesgos de las apuestas deportivas, riesgos que muy poca gente tiene en cuenta y no debemos olvidar en ningún momento para no pasar problemas. 

La Ludopatía es el principal problema

La ludopatía es una palabra que parece tabú en el mundo de las apuestas, pero la realidad es que cada vez hay más adicción en España, y cada vez más gente acude a expertos para consultar o resolver sus problemas. Las apuestas deportivas, como cualquier otro juego de azar, crean adición. Puede que incluso las apuestas tengan mayor grado de adicción que los demás juegos de azar, por los factores que dijimos antes y las emociones que producen los partidos o eventos con apuestas relacionadas.

La ludopatía se denomina a aquel comportamiento de adicción a los juegos de azar, y es un problema grave del cual es muy difícil darse cuenta y asumir.  El mayor de los inconvenientes respecto a ello, es que en la mayoría de las ocasiones es demasiado tarde cuando el jugador se da cuenta de que es ludópata, y son momentos en los cuales las deudas ascienden a una cantidad muy importante. 

Para prevenirla, debemos ser conscientes en todo momento de lo que estamos haciendo. Debemos tener muy en cuenta y siempre presente que no es ningún juego ni hobby, sino algo serio donde podemos en riesgo nuestro dinero. Las apuestas por hobby o diversión pueden derivar en conductas realmente peligrosas.

También debemos ser conscientes en todo momento de nuestra situación, y estar 100% aptos para controlarla. Saber cuándo parar, o los momentos en los cuales no podemos apostar, es un paso crucial para evitar caer en la ludopatía. Otro de los factores que pueden ayudarnos son los familiares o gente cercana. Ellos son los primeros que se dan cuenta de cuándo el jugador tiene un problema. 
Un consejo que nunca debemos olvidar es nunca jugar para recuperar. Nunca apostar más de lo que nos podamos permitir, ya que si no tendremos un sentimiento de inestabilidad que nos hará jugar para recuperar las pérdidas, y ello puede derivar en un círculo vicioso con unas deudas muy grandes. Sólo debemos apostar aquellas cantidades que estemos dispuestos a perder.

Las casas de apuestas también nos pueden ayudar en este aspecto, ya que disponen de métodos de autoexclusión o límites de ingresos.

En resumen, el mundo de las apuestas tiene dos caras muy distintas, tanto la positiva como la negativa. Debemos tener ambas muy en cuenta y siempre ser conscientes de lo que estamos haciendo, que es simplemente jugar con nuestro dinero. Debemos dejar las emociones a un lado y evitar cometer errores que deriven en problemas serios. Si lo conseguimos será el primer paso para poder ganar dinero a largo plazo con las apuestas deportivas.