Amazon abre su primer Amazon Go, un supermercado sin cajas

La compañía de 'ecommerce' Amazon abrirá este lunes al público su primera tienda Amazon Go en Seattle (Estados Unidos), un establecimiento que carece de cajas registradoras y que emplea una tecnología de cámaras, sensores y 'deep learning' para identificar y cobrar los productos que adquieren los clientes.

Amazon Go: así es la primera tienda sin cajeros de Amazon
Amazon Go: así es la primera tienda sin cajeros de Amazon
Amazon abre su primer Amazon Go, un supermercado sin cajas

   La tienda Amazon Go, que la compañía estadounidense inaugura este lunes en Seattle a las 7:00 horas --16:00, en la España peninsular--, se caracteriza por la ausencia de cajas y la incorporación de la tecnología Just Walk Out. Según se explica en la página web de Amazon, este servicio utiliza las mismas tecnologías que los vehículos de conducción autónoma, consistentes en cámaras, sensores y aprendizaje profundo.

   Según ha explicado la compañía, Just Walk Out detecta automáticamente cuándo un producto es retirado o devuelto a su repisa, y realiza un seguimiento del mismo a través de un carro de la compra virtual. Una vez el cliente salga de la tienda, Amazon le enviará una factura y le cobrará los gastos en su cuenta de la plataforma de 'ecommerce'.

   Esta tienda Amazon Go tiene una superficie de 1.800 pies cuadrados --167 metros cuadrados-- y ofrece productos alimenticios, aperitivos, ingredientes y comidas ya preparadas. Los usuarios deben tener una cuenta en Amazon, utilizar la aplicación Amazon Go y contar con un 'smartphone' iPhone o Android. Para poder acceder, deberán escanear un código de la 'app' en los tornos de la entrada.

Amazon abre este establecimiento al público tras más de un año de pruebas. Por el momento, la empresa no ha ofrecido detalles sobre más tiendas que puedan habilitarse en un futuro o si implementará esta tecnología a la cadena de supermercados Whole Foods Market, que adquirió el pasado año.

   Una fuente ha confirmado al citado medio que en las pruebas de Amazon Go, la compañía de 'ecommerce' tuvo que hacer frente a retos como identificar correctamente a los empleados o corregir la descoordinación que generaron niños a los que se pidió que moviesen productos a lugares no correspondientes.