Uso correcto de las lentillas

Desde hace unos años el uso de las lentillas cada vez se ha vuelto más frecuente en todas las sociedades. Las gafas siempre han sido un objeto indispensable para los que cuentan con problemas de visión, pero a pesar de su uso generalizado desde principios de su existencia, el nacimiento de las lentillas ha ido desbancando su presencia cada vez más.

Uso correcto de las lentillas

Las razones de este aumento generacional del uso de lentillas, se debe a varias razones. En primer lugar, las lentes de contacto proporcionan mayor comodidad que las gafas, ya que es casi improbable notar que se llevan puestas, a diferencia de las gafas que, entre otras cosas, reducen la longitud del campo de visión. Por otro lado, las lentillas presentan una probabilidad ínfima de que se pierdan, pero sí que resulta muy habitual conocer gente que ya ha perdido gafas o se les han roto por una caída o cualquier otro motivo.

Así pues, las lentilla son muy demandadas en los últimos años y prueba de ello es que se pueden encontrar en el mercado miles de marcas, como Acuvue lentillas. Es más, es posible encontrar también diferentes tipos, dependiendo del mayor o menor uso que se las dé, del problema de visión que se presente o de otros. Así, podemos optar por lentillas diarias o mensuales, siendo éstas últimas la mejor alternativa para aquellos que hacen un uso prolongado y casi diario de las lentillas, ya que se desechan por meses. Sin embargo, las lentillas diarias están totalmente pensadas para los que hacen un uso más frecuente de las gafas, reservando las lentes para ciertas ocasiones puntuales. Así, este tipo de lentilla se desecha con un solo uso.

Ya hemos mencionado que las lentes de contacto son una alternativa a la correción de problemas visuales muy utilizada en los últimos tiempos. Sin embargo, es importante decir que no todo el mundo hace un uso correcto de las lentillas, siendo ésto un problema muy grande, ya que la mala utilización de las lentillas puede acarrear consecuencias muy graves. Así pues, si tú también eres un fan de las lentes de contacto, debes tener en cuenta unos de los consejos más importantes para el uso correcto de éstas:

1.- No comprar un modelo concreto de lentilla sin antes consultar con el especialista para saber cuál es el tipo realmente indicado y acorde al problema visual que se padece y las características personales del paciente. Tampoco es recomendable el cambio de clase de lentillas sin consultar con el médico u oculista.

2.- Es importante cambiar el líquido de aseptización practicamente a diario, con el fin de mantenerlas limpias y que no se transmitan cuerpo extraños al ojo en el momento de colocarlas. Además, a la hora de ponerse las lentes, es altamente recomendable lavarse las manos con agua y jabón.

3.- No deben usarse las lentillas por un periodo superior a ocho horas diarias, ya que a medida que va pasando el día la vista empieza a encontrarse más cansada y, por tanto, empieza a rechazar la lente. Además, un uso exceso diariamente de las lentillas, puede provocar pequeñas fracturaciones en la córnea, así como sequedad ocular y otros inconvenientes.