MUNDO

El yihadista de Finlandia es un marroquí que atacó a mujeres

El agresor, de 18 años, es un solicitante de asilo que llegó al país nórdico en 2016 siendo menor

Unas chicas encienden velas en homenaje a las víctimas en la ciudad finlandesa de Turku.
Unas chicas encienden velas en homenaje a las víctimas en la ciudad finlandesa de Turku.
El yihadista de Finlandia es un marroquí que atacó a mujeres

nnn El yihadista marroquí de 18 años detenido tras el apuñalamiento masivo en Turku (Finlandia) es un solicitante de asilo que llegó al país nórdico en 2016, siendo menor de edad, y cuyos principales objetivos fueron mujeres. Estas son las conclusiones a las que llegaron, por el momento, las fuerzas de seguridad finlandesas, cuando las investigaciones se encuentran todavía en su fase inicial.
El agresor, que continúa ingresado en cuidados intensivos tras recibir un disparo en la pierna, atacó a los viandantes en pleno centro de la ciudad de forma aleatoria con un cuchillo de grandes dimensiones, aunque la Policía sospecha que eligió preferentemente a víctimas femeninas. "Creemos que las víctimas fueron elegidas al azar, pero su objetivo primordial fueron mujeres. De las diez víctimas, ocho son mujeres y los únicos dos hombres heridos fueron atacados por intentar ayudar a las mujeres o detener al agresor", dijo en rueda de prensa la portavoz policial Krista Granroth.

las dos víctimas
Las dos víctimas mortales son una mujer de 67 años y una adolescente de 15, explicó la Policía, una de las cuales falleció de inmediato y la otra en el hospital. Dos de los ocho heridos continúan ingresados en cuidados intensivos, aunque no se teme por su vida, mientras que el resto sufre heridas menos graves y algunos han sido ya dados de alta. Entre los heridos hay una persona de nacionalidad sueca, una italiana y un británico, que en un primer momento dijo ser sueco, acuchillado cuando socorría a una de las víctimas mortales.
De momento, las autoridades ignoran si el terrorista es un llamado "lobo solitario" o si, por el contrario, forma parte de una célula extremista formada en Finlandia.
Las fuerzas de seguridad arrestaron en un piso de Turku a otros cuatro ciudadanos marroquíes que estuvieron en contacto con el agresor y actualmente investigan su posible implicación en el ataque.
Según fuentes policiales, ni el agresor ni los cuatro sospechosos estaban sujetos a ningún tipo de vigilancia, ya que no se les consideraba peligrosos.
Asimismo, la Policía finlandesa investiga, en cooperación con Interpol, si el suceso tiene algún tipo de conexión con los atentados de Barcelona y Cambrils, que también fueron perpetrados por ciudadanos marroquíes. Las investigaciones avanzan despacio porque el agresor se niega a contestar a las preguntas.n