MUNDO

Londres dará 2 años “de gracia” a los ciudadanos comunitarios

El Gobierno asegura garantías adicionales a los residentes en el Reino Unido tras el 

La ministra del Interior británica, Amber Rudd, anunció las nuevas medidas.
La ministra del Interior británica, Amber Rudd, anunció las nuevas medidas.
Londres dará 2 años “de gracia” a los ciudadanos comunitarios

El Gobierno británico avanzó que otorgará un "periodo de gracia" de dos años tras el "brexit" a los ciudadanos comunitarios residentes en el Reino Unido que decidan solicitar el "estatus de asentado" en el país. El Ministerio de Interior y el Ministerio para el "brexit" informaron en un comunicado conjunto de que establecieron una serie de "garantías adicionales" para los ciudadanos de la Unión Europea ante la salida británica del bloque común, que se hará efectiva previsiblemente el 29 de marzo de 2019.
Londres trasladó esas medidas a Bruselas como parte de un "documento técnico" con el que esperan avanzar en las negociaciones sobre las condiciones de salida del Reino Unido de la UE. Ese documento asegura que los funcionarios que evaluarán las solicitudes de "estatus de asentado" contarán con la flexibilidad necesaria para asegurarse de que las peticiones no serán rechazadas por "aspectos técnicos menores".
"Esperamos que la mayoría de los casos sean aceptados", señala el comunicado de ambos ministerios, que subraya que aquellos que vean rechazada su solicitud podrán recurrir esa decisión. "Hemos dejado claro que los ciudadanos comunitarios que viven en el Reino Unido hacen una enorme contribución a nuestro país y queremos que se queden", asegura en esa nota la ministra de Interior, Amber Rudd.
El ministro para el "brexit", David Davis, afirma por su parte que "salvaguardar los derechos de los ciudadanos comunitarios" es la "prioridad principal" del Reino Unido en las negociaciones con Bruselas. Tras cinco rondas de contactos, los 27 miembros de la UE restantes no dieron su visto bueno para pasar a una segunda fase de las negociaciones, en la que se abordará la futura relación comercial entre Londres y la Unión.