ITALIA ANULA LA CONCESIÓN DE AUTOPISTAS

Italia quiere retirar a Atlantia la concesión de las autopistas

El Gobierno decretó el estado de emergencia en la zona en la que se derrumbó el puente de Génova

Los servicios de emergencias y seguridad continúan trabajando en la zona del derrumbe.
Los servicios de emergencias y seguridad continúan trabajando en la zona del derrumbe.
Italia quiere retirar a Atlantia la concesión de las autopistas

El ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, reclamó la dimisión de la cúpula directiva de Autostrade per l'Italia, la empresa filial de Atlantia concesionaria de la autopista A10 y del puente Morandi que se vino abajo el martes en Génova, y planteó la posibilidad de retirarle la concesión, algo que refrendaron otros miembros del Ejecutivo.
Entretanto, según el último balance ofrecido por el ministro del Interior, Matteo Salvini, son ya 39 los fallecidos por el derrumbe del puente, entre ellos tres niños de 8, 12 y 13 años. Además, hay 16 heridos, doce de los cuales se encuentran en estado crítico. Las labores de rescate, en las que participan un millar de efectivos, continuaron sin descanso.
"Lo primero de todo los directivos de Autostrade per l'Italia deben dimitir", sostuvo Toninelli en un mensaje publicado en su perfil de Facebook, tras expresar su "rabia porque en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba".
El ministro, miembro del partido antisistema Movimiento 5 Estrellas, recalcó que quienes sean responsables de "esta tragedia injustificable deben ser castigados" y arremetió contra las empresas que gestionan las autopistas italianas, "a las que desembolsamos los peajes más caros de Europa mientras ellos pagan concesiones a precios vergonzosos".
"Recaudan miles de millones, pagan en impuestos unos pocos millones y no realizan ni siquiera el mantenimiento que sería necesario en puentes y ejes viarios", lamentó el titular de Transportes, anunciando que activó "todos los procedimientos para la eventual revocación de las concesiones, y para comenzar multas de hasta 150 millones de euros". "Si no son capaces de gestionar nuestras autopistas, lo hará el Estado", aseguró.

primeras ayudas
Todo en una jornada en la que el Gobierno italiano decretó el estado de emergencia en el área donde se vino abajo parte del puente Morandi. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció esta decisión tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros que el Ejecutivo, formado por el Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, celebró en Génova.
El Gobierno italiano también decidió destinar inicialmente un paquete de cinco millones de euros "para cubrir las primeras intervenciones urgentes", cifra que debe incrementarse a medio plazo para las acciones de reconstrucción y otras cuestiones que por el momento no son prioritarias, señaló el primer ministro. El Gobierno también decretará "una jornada de luto nacional", si bien todavía no decidió el día.
El primer ministro italiano insistió en que el Ejecutivo elaborará un plan extraordinario para realizar controles en todas las infraestructuras del país, "muchas construidas entre los años 50 y 70, y que sufren cierto deterioro".