MUERE FIDEL CASTRO

Los Castro siempre sintieron 'pasión' por la tierra paterna

Eladio Capón, exalcalde de Láncara, recuerda las visitas al pueblo de los hermanos cubanos

Un cubano firma en el libro de condolencias dispuesto ante la casa de los Castro en Láncara.
Un cubano firma en el libro de condolencias dispuesto ante la casa de los Castro en Láncara.
Los Castro siempre sintieron 'pasión' por la tierra paterna

 El excalcalde de Láncara (Lugo) Eladio Capón destacó ayer que los hermanos Castro, tanto Fidel como Raúl, sienten "pasión" por este pequeño municipio de poco más de 3.000 habitantes en el que nació su padre, Ángel Castro. Ambos hermanos visitaron la casa paterna, Fidel Castro en el año 1992 y el actual presidente cubano, Raúl Castro, en 2006, sin que en ninguno de los dos casos pudiesen "contener la emoción".
Fidel Castro "se emocionó" en su visita a Láncara, destacó Capón, cuando entró en la casa de su padre. Tampoco "pudo contener las lágrimas" cuando recibió en Cuba una visita de una delegación del municipio para comunicarle que había sido designado hijo adoptivo y se le entregó "una bolsa de tierra de la huerta de la casa del padre". "Ahí se emocionó bastante, cuando tocó la tierra. También se emocionaba cuando hablaba de las primas", subrayó el exregidor.

visita en 2006
Eladio Capón conoció a Raúl Castro cuando visitó Láncara en 2006 y mantuvo de nuevo un encuentro con el dirigente cubano cuando el exalcalde le recibió en Cuba, en el Palacio de la Revolución. Capón, que visitó la isla en cuatro ocasiones, dijo que del fallecido Fidel Castro se queda "con lo humano que era". "La relación mía fue de tres viajes a Cuba que me recibió en el Palacio de la Revolución. Me voy a quedar con lo humano que era tratándolo directamente", destacó.
Por su parte, el alcalde de Láncara (Lugo), Darío Piñeiro (PSdeG), confirmó que el ayuntamiento está "negociando" a través del "consulado" de Cuba una posible cesión de la casa familiar de los Castro, con el objetivo de convertirla en un museo sobre las raíces familiares de Fidel, cuyo padre era natural de este municipio. Piñeiro explicó que el Ayuntamiento llevaba tiempo con esas negociaciones, que han quedado temporalmente aplazadas a causa de la "sorpresa" por la muerte de Fidel Castro, pero que el gobierno local espera recuperar cuando la normalidad regrese al país caribeño, una vez finalizadas las exequias.
Darío Piñeiro explicó que el Ayuntamiento de Láncara necesita hacerse con la titularidad del inmueble, mediante una posible compra del mismo a la familia Castro, o bien conseguir una cesión por un tiempo mínimo de 25 años. Reconoció que la operación, en cualquiera de sus variantes, no será sencilla, porque se trata de la "típica" propiedad rural gallega "indivisa", que seguramente pertenece a todos los herederos de la familia Castro.
En todo caso, confía en que llegue a buen puerto para crear un museo en el que el gobierno local tiene puestas muchas esperanzas, por lo significativo que sería para un municipio del rural gallega como Láncara.
Actualmente, la casa familiar de los Castro, una humilde vivienda construida en piedra, está en estado prácticamente de abandono. En julio de 1992, Fidel Castro visitó Láncara para conocer la casa de su padre, y allí estuvo acompañado por Manuel Fraga, entonces presidente de la Xunta de Galicia.