GALICIA

La Xunta urge la restricción del consumo de agua un 10% en sur de Pontevedra

El director general de Aguas de Galicia, Roberto Rodríguez, ha urgido hoy a los municipios afectados por la activación de la alerta por sequía en los sistemas de los ríos Verdugo, Baíña y Lagares y de los ríos de Oia y O Rosal a reducir el consumo en un 10% en un plazo de diez días.

El embalse de Eiras
El embalse de Eiras
La Xunta urge la restricción del consumo de agua un 10% en sur de Pontevedra



Rodríguez ha señalado en declaraciones a los medios que esa reducción del 10% debe recaer sobre los consumos "no esenciales", como por ejemplo los industriales, y que si la situación de sequía no se revierte y sigue sin llover habría que implementar medidas de ahorro adicionales.

Ha considerado que "queda un margen importante" de medidas de ahorro de consumo de agua más allá de las que ya han tomado municipios del sur de Pontevedra, y ha recalcado que el abastecimiento a la población sería "lo último que tenemos que tocar".

Rodríguez ha hecho hincapié en que el abastecimiento de la población está garantizado hoy por hoy, "pero no es una garantía ilimitada", ha apostillado.

El director de Aguas de Galicia ha indicado que de todos los sistemas de alerta por sequía activados, el que más preocupa es el del sur de la provincia de Pontevedra, y por eso ha insistido en la necesidad de adoptar "medidas concretas".

Ha lamentado que Vigo no haya facilitado información sobre el consumo de agua y los porcentajes de usos no prioritarios, y sobre las demanda de su alcalde, Abel Caballero, como la reducción del caudal ecológico de los ríos, ha dicho que antes habría que agotar otras medidas.

Respecto al azud que viene solicitando Caballero desde 2011, y que ha retomado en las últimas semanas, ha indicado que en su día se descartó como posible actuación estratégica para varias décadas, pero ha añadido que si se plantea como una posible solución en una situación de emergencia como la actual, se analizaría.

En todo caso, ha recalcado que es el momento de que todas las administraciones hagan "políticas de sequía, no política de la sequía, porque eso no lleva a ninguna solución positiva", ha cerrado.

Mientras, Abel Caballero ha avanzado que a partir de hoy se amplían las restricciones del consumo de agua por la alerta por sequía.

Ha concretado que se suprimirán los riegos de los campos de fútbol con hierba sintética y se optimizarán en los de hierba natural, se controlará el consumo de agua en las piscinas y se cerrarán las duchas y los lavaderos en las playas.

También habrá mayor control del consumo de agua en los centros públicos e instalaciones deportivas.

Por ejemplo, en Vigozoo se cerrarán todas las instalaciones de agua que sean ornamentales y decorativas.

Todas estas medidas se suman a las que ya están en marcha, como la supresión de riegos, de baldeos de calles y de fuentes sin circuitos cerrados.

Caballero ha indicado que en breve reunirá a los alcaldes del entorno para consensuar estas medidas y ha criticado que los del PP "ahora vienen a Vigo", cuando se trata del abastecimiento del agua.

Preguntado por una eventual cesión de agua a Baiona, ha garantizado que "en la medida que podamos, no fallaremos nunca", a pesar de que su alcalde, el popular Ángel Rodal, "hizo méritos para que hiciéramos lo contrario" con su "ineficiencia" y su "sectarismo" al "decir no" al área metropolitana.