GALICIA

La red de los "Charlines" usaba barcos legales en los traslados

Tres detenciones en una segunda embarcación elevan a 26 el número de arrestados de la trama

La red de los "Charlines" usaba barcos legales en los traslados

El operativo contra el narcotráfico en el que se detenía finalmente a 26 personas, entre ellas, a Manuel Charlín, patriarca del conocido como clan de los "Charlines", se inició hace un año cuando los agentes detectaron la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína a través de las costas gallegas. Para el traslado final de la cocaína se utilizaban pesqueros de los que habitualmente realizan su "legal trabajo" en las aguas fronterizas entre España y Portugal.
Los agentes de la Policía Nacional consideran desarticulada una de las más importantes organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas a través de las costas gallegas, al haber actuado contra las distintas ramas del grupo criminal -organizadores, transportistas por mar y alijadores en tierra-. Algunos de los detenidos, según puntualiza el comunicado de la Policía Nacional, "vienen protagonizando la historia del narcotráfico de los últimos 40 años".
Durante el miércoles, los agentes realizaron un amplio dispositivo y realizaron un total de 23 registros en diversas localidades gallegas -Ribeira, Boiro, Cambados, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa-, así como en Huelva, Marbella (Málaga) y Yuncos (Toledo).

control del pesquero
Además, con la colaboración del Servicio de Vigilancia Aduanera, los policías asaltaron un pesquero cuando navegaba hacia un punto establecido para, presuntamente, recibir un cargamento de droga y trasladarlo hasta un puerto de la provincia de A Coruña. En la embarcación, de las habituales que trabajan legalmente en aguas fronterizas entre España y Portugal, viajaban tres marineros que fueron detenidos al estar en plena connivencia con la organización que les había encomendado el trabajo.
Así, los tres detenidos en el segundo barco apresado frente a las costas gallegas han elevado a 26 el número de arrestados en la operación contra el tráfico de drogas. Esta segunda embarcación se dirigía al encuentro del remolcador que fue interceptado por la Policía y por Vigilancia Aduanera cerca de las Azores, con carga de cocaína. Este hallazgo desencadenó las actuaciones que motivaron más de una treintena de registros en Galicia, Huelva, Marbella y Toledo. El segundo barco se encontraba a unas cuatro horas de navegación del puerto de Vigo, a donde fue trasladado por los fuerzas de seguridad sobre la 1,00 horas de la madrugada de este jueves.
Por su parte, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) informó ayer  de que está previsto que el paso a disposición judicial de los arrestados -cuatro personas en alta mar, 19 en tierra y tres en el segundo barco- comience a las 9,00 horas del viernes.
El juzgado de instrucción número 4 de Vigo decretó el miércoles el ingreso en prision de los cuatro tripulantes -dos españoles y dos senegaleses- del remolcador que fue interceptado cerca de las Islas Azores con el cargamento de cocaína. Estas cuatro personas fueron puestas a disposición del juzgado a través del teléfono satélite en comunicación con el buque patrulla.
El juzgado acordó prisión para los cuatro, investigados por un delito de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia y en el seno de una organización criminal. El barco utilizado para el transporte de la droga está siendo remolcado con destino a un puerto canario, a donde está previsto que llegue la próxima semana.

OPERATIVO ANTIDROGA
En el marco de este operativo antidroga eran detenidos en su domicilio de Vilanova de Arousa (Pontevedra), Manuel Charlín y uno de sus hijos, melchor, además de otras 24 personas tanto en tierra como a bordo de las dos embarcaciones apresadas. Manuel Charlín está en libertad desde el año 2010, después de haber cumplido diversas condenas por tráfico de drogas.
Además del patriarca del clan de los Charlines, Manuel Charlín Gama, y su hijo Melchor Charlín Pomares, han sido detenidos otros personajes relacionados con el mundo del narcotráfico en las Rías Baixas como Jacinto Santos y José Andrés "Charly" Bóveda, quien nunca ha sido condenado por esta actividad delictiva. José Andrés Bóveda quedaba en libertad tras ser atendido en el hospital Montecelo.