GALICIA

Derribada la casa coruñesa de la que se desalojó a una familia

El barrio de Elviña vivió momentos de tensión, con encierros y enfrentamientos entre vecinos y policías

Una pala finaliza la demolición de la vivienda en el barrio coruñés de Elviña.
Una pala finaliza la demolición de la vivienda en el barrio coruñés de Elviña.
Derribada la casa coruñesa de la que se desalojó a una familia

n n n La familia de Álvaro Corral e Isabel Vázquez se quedó ayer sin su vivienda en el barrio coruñés de Elviña por el proyecto del Parque Ofimático, tras un encierro que empezó el pasado miércoles  y concluyó mediodía de ayer mientras decenas de personas protestaban en el exterior ante un amplio dispositivo policial. A las nueve de la mañana terminaba el plazo de la orden de desalojo de esta casa situada en el acceso desde Alfonso Molina al campus de Elviña de la Universidad de A Coruña, aunque una veintena de personas se había encadenado en su interior en la jornada precedente, en la que fue detenida una persona por desórdenes, que quedó ayer en libertad.
El amplio despliegue policial, de en torno a un centenar de agentes de la Policía Local -que procedió al desalojo- y Nacional -que sirvió de apoyo-, se desplegó desde la madrugada, pues a las 06,00 horas ya estaban todos los accesos a pie y en coche cortados con un perímetro de seguridad establecido.
Las campanas de la iglesia de Elviña sonaron a rebato desde la madrugada para anunciar la alarma y las largas retenciones todavía continuaban desde primera hora, cuando los agentes y las funcionarias de la Concejalía de Medio Ambiente accedieron al domicilio.
El portavoz del BNG en A Coruña, Xosé Manuel Carril, fue desalojado junto con varios activistas de Stop Desahucios tras haber dormido en el interior de la casa y tan solo quedaban seis personas dentro cuando llegó la comisión judicial. El bombero sancionado tras haberse negado a desahuciar a la octogenaria Aurelia Rey, Roberto Rivas, se encadenó en el tejado junto con Adolfo Naya, de la CIG, y una activista llamada Antía.

primeros incidentes
Debajo de ellos se encerraron en una habitación Álvaro Corral, su hijo y el abogado Manuel Vázquez. Desde las 09,00 se empezaron a derribar los muros y varias instalaciones anexas a la casa, que terminó siendo demolida a primera hora de la tarde, mientras en el otro lado de la avenida se tiraba la vivienda de José Devesa, el otro desalojado que ya había anunciado que no iba luchar. Los primeros incidentes llegaron cuando varias personas intentaron cortar la carretera, aunque la Policía lo impidió.
En torno a las 12,30 horas, la Policía Nacional despejó esta finca para alejar al centenar de personas concentradas, justo cuando una grúa alquilada subió a dos agentes locales al tejado. Deberían haber sido los bomberos los encargados de este trabajo, pero su negativa a acudir obligó a contar con esta otra maquinaria, que subió en total a cuatro policías locales, e que más tarde sacaron a los seis encerrados sin detener a ninguno y empezaron los trabajos de derribo.
Desde el Ayuntamiento de A Coruña aseguran que cumplen "la ley" y el alcalde, Carlos Negreira, culpó al anterior Gobierno local de la realización del Ofimático y añadió que la familia desalojada tendrá diez o doce viviendas, según su tamaño, cuando se termine el citado proyecto, dado que se han convertido en promotores. n