ECONOMÍA

PSA Vigo prevé un ERE y suprimir un turno en la línea de los sedanes

La factoría viguesa echa el freno ante la baja demanda del Citroën C-Elysée y del Peugeot 301 y las malas previsiones de venta. Con las bolsas de horas agotadas, los sindicatos dan por hecho que el ERE temporal se aplique en diciembre a la línea de sedanes, donde trabajan 900 personas, y se suprima un turno de trabajo

Los sedanes C-Elysée (foto) y el Peugeot 301 no han tenido buena respuesta en el mercado.
Los sedanes C-Elysée (foto) y el Peugeot 301 no han tenido buena respuesta en el mercado.
PSA Vigo prevé un ERE y suprimir un turno en la línea de los sedanes

PSA Vigo echa el freno por la baja demanda de los sedanes Citroën C-Elysée y Peugeot 301 y prevé aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter temporal ante las malas previsiones de ventas que maneja para los próximos meses. La fábrica todavía no lo ha hecho oficial, si bien los sindicatos esperan que se empiece a negociar los próximos días porque la bolsa de horas para los trabajadores del sistema 1 y las jornadas de adecuación están a punto de agotarse. 

El miércoles está previsto que se constituya el nuevo comité de empresa y a partir de entonces se sentarían ambas partes. La propuesta de la dirección, según fuentes sindicales consultadas por este diario, pasaría por aplicar una regulación de empleo en la línea M1, donde trabajan unas 900 personas, que le permita afrontar el descenso de la producción y otra medida de ajuste que maneja sería la de suprimir uno de los dos turnos de este sistema, constituyendo uno solo con horario variable en función de la carga de trabajo y así  minimizar el impacto del ERE. En cuanto a la duración del mismo, los sindicatos calculan que podría empezar a aplicarse ya en diciembre y extenderse a 2019.

La línea M1 está sin actividad en estos momentos hasta el día 12 y volverá a parar a final de mes. Este parón, que se suma a otros que ya tuvo que hacer meses atrás, se debe a la baja demanda de los modelos C-Elysée y 301 que no están teniendo una buena acogida en los mercados a los que se destinan principalmente a países emergentes como Turquía, Argelia y de Oriente Medio.

Los sindicatos llevan meses pidiendo a la empresa una solución para la línea M1 y la descompensación que existe con respecto a la M2, que está saturada de trabajo con cuatro turnos en funcionamiento y actividad los fines de semana. La dirección espera que la M1 remonte con la llegada del nuevo todocamino que va a ensamblar (V20), si bien no llegará al mercado hasta 2020.

Esta nueva regulación de empleo prevista en la factoría de Balaídos llega justo cuando finaliza el plan de ajuste implantado en 2016 que le permitió adjudicarse las nuevas furgonetas. Dicho plan incluyó un ERE extintivo, un ERE temporal y uno suspensivo así como un plan de bajas voluntarias, entre otras medidas como recortes salariales.
El convenio colectivo que PSA Vigo negociará dentro de un año es el principal reto al que se enfrentará el nuevo comité de empresa, que confía en lograr una mejora de las condiciones socio-económicas.
 El SIT revalidó la mayoría absoluta en las elecciones celebradas hace unas semanas consiguiendo 20 de los 33 representantes y la CUT se coló como segunda fuerza sindical al sumar dos delegados hasta lograr cuatro,los mismos que UGT, que perdió dos, mientras que CC OO y CIG mantuvieron los tres y dos que tenían.