ECONOMÍA

Pescanova esperará a despejar el futuro de las filiales antes de cotizar

La empresa de Chapela informó a los accionistas que la situación podría aclararse a partir de mediados de 2015

Pescanova celebró ayer una atípica junta a petición de accionistas y por orden de la jueza de lo Mercantil.
Pescanova celebró ayer una atípica junta a petición de accionistas y por orden de la jueza de lo Mercantil.
Pescanova esperará a despejar el futuro de las filiales antes de cotizar

Pescanova podría volver a cotizar en Bolsa a lo largo de 2015, pero su consejo de administración quiere primero que se despejen las incertidumbres de las diez filiales en concurso, tras la salida del proceso concursal de Pescanova y Pescafina. Así lo explicó Diego Fontán a los accionistas, quien presidió la junta designado por la jueza del Mercantil 2 de Pontevedra, que fue la que obligó a realizar la convocatoria a petición de un 5% del capital, en manos de Cartesian. 
“Se aconseja no cotizar hasta que salgan del concurso las filiales, prevemos que a mediados de 2015 se despejará su futuro”, explicó Fontán, que añadió que "no hay certeza de que pueda producirse algún contratiempo que haga inviable cumplir el convenio por parte de algunas de las filiales" que suponen un 80% del negocio consolidado del grupo, precisó.
La atípica junta de accionistas de Pescanova ayer en Chapela (a petición de los accionistas y por orden de la jueza, que fijó el día, la hora y el presidente y se despachó en hora y media) empezó con un quórum de 54,7% y el orden del día por el turno de preguntas. 
Precisamente el portavoz de Cartesian mostró su asombro por el retraso de una convocatoria que pidió hace un año y lamentó que haya tenido que celebrarse por orden de la jueza, con lo que el orden del día quedó desfasado.
"La información llega tarde y la transparencia es muy escasa", concluyó.
Otro accionista, Felipe Izquierdo, aseguró que "el capitán Pescanova no naufragó, ni su amiga la banca, los que naufragamos fuimos los pequeños accionistas" y en este sentido pidió al consejo que transmitiera a la banca que se refuerce a los pequeños accionistas.
El primer punto del orden del día fue la presentación del informe forensic de KPMG y el plan de viabilidad, el consejo entregó la documentación a los accionistas que se quejaron de que no estaba completo, apenas un resumen de un folio. Fontán explicó que no se entregaba entero porque Pescanova tiene unas obligaciones legales que cumplir de confidencialidad y protección de datos y que consideraban que era suficiente.
Además, el consejo defendió su elección de Lazard porque era la oferta más barata y además consiguió una quita del 90% de la deuda. Por otro lado precisó que la oferta de Damm y Luxempart fue la única que se presentó en firme y que vieron en ella un candidato bueno por su capacidad financiera, para tomar decisiones, para responder en tiempo real, su credibilidad ante los acreedores y por su conocimiento de Pescanova.
La propuesta de modificar los estatutos sociales y el reglamento de la junta y retribución de los accionistas en conflicto de interés fueron rechazadas por los accionistas.
Por otro lado se aprobó la elección de E&Y como auditor de las cuentas de los ejercicios 2014 a 2016 relevando a BDO, que presentó su renuncia. E&Y ya había sido auditora de Pescanova de 1990 a 2001. n