Donald Trump ha hecho crecer las inversiones de oro en EEUU

Las inversiones en oro son directamente proporcionales a las circunstancias sociopolíticas de los países y a la economía global.

Donald Trump ha hecho crecer las inversiones de oro en EEUU

El oro es la única moneda global sigue siendo un valor para la inversión y es más que probable que siempre lo sea. Alrededor del oro, durante los periodos de crisis se crean tiendas de compraventa del mismo, tratando de hacerse con las inversiones en joyería de los particulares que habrán de venderlo para conseguir dinero contante. Para los grandes inversores el oro sigue siendo este activo cuyo valor puede crecer muchísimo, sobretodo invertido a largo plazo.

Vemos como un lingote de oro del mismo peso puede variar de precio, y es que ante esto cabe tener la información necesaria. En España, por ejemplo, se acostumbra a trabajar con oro de dieciocho quilates, mientras que el precio del oro en Bolsa se calcula sobre el oro de veinticuatro quilates. Las monedas de oro pueden tener menos valor puesto que han sido tratadas con elementos químicos y por tanto, el oro que contienen es menor que en el caso de los lingotes. Además, las monedas tienen un trabajo de orfebrería que  puede menguar su valor como acrecentarlo en el caso de que sea una moneda acuñada en una determinada fecha y demanda por los coleccionistas de estas.

El lingote de oro estándar es el Good Delivery y existe una lista de códigos que se aplican a estos lingotes en función del peso y los quilates de oro que contengan. A la hora de comprar oro se ha de advertir y determinar quién es el vendedor y si este nos va a ofrecer material de primera calidad, aunque existen peritos que nos podrán validar el valor del oro, y es que hay que saber que la compraventa del metal precioso siempre ha de ir acompañada por una garantía escrita. En estos momentos, un lingote certificado de un kilo de peso se vende sobre los cuarenta euros, eso sí, de la máxima pureza.

El oro es un gran activo para los inversionistas

A día de hoy, invertir en oro es una garantía física de la riqueza que podemos llegar a atesorar, y si bien el precio de oro fluctúa como cualquier valor del mercado, en estos momentos está en alza, e incluso en sus peores momentos sabemos que el oro, tarde o temprano, va a revitalizarse. Por eso las inversiones en oro son directamente proporcionales a las circunstancias sociopolíticas de los países o del mundo. En EEUU,  uno de los países en que los particulares más invierten en oro, el precio de este ha subido desde que subiera al poder el actual presidente Donald Trump. Una imagen y gestión tan inquietantes como las que exhibe y lleva a cabo el presidente americano ha causado incertidumbre entre los inversores que han preferido gastar sus ahorros invirtiendo en oro como riqueza tangible, más que en otros activos.

Los vendedores de oro que se precien deben de tener el certificado de la LBMA (London Bullion Market Association). La gran proliferación de vendedores de oro online, lleva a los pequeños inversionistas a guarecerse de vendedores intrusos, por tanto es esencial requerir esta información sobre el vendedor. Invertir en oro mantiene el dinero libre de impuestos y para guardar esta inversión se pueden alquilar cajas fuertes en los bancos que son mucho más seguras que las de los hogares, siendo estas de tecnología punta. Y es que el oro, el metal precioso con el que soñaban los alquimistas, sigue siendo uno de los grandes activos para los inversionistas.