ECONOMIA

El consumo de conservas crece en los hogares mientras baja el pescado

Los "millennials" son los que menos gastan en la compra de productos del mar frente a las personas jubiladas

Cada español consumió 5,28 kilogramos de conservas de pescado y marisco el pasado año. En la foto, la exposición de Anfaco.
Cada español consumió 5,28 kilogramos de conservas de pescado y marisco el pasado año. En la foto, la exposición de Anfaco.
El consumo de conservas crece en los hogares mientras baja el pescado

  El consumo de conservas de pescado y marisco aumentó en España durante el pasado año como refleja el informe del Ministerio de Agricultura y Pesca sobre el consumo y comercialización de alimentos. 
Los españoles aumentaron la demanda de conservas en un 5,7%, creciendo sus ventas en un 1,7%. Durante 2017, cada español llegó a cosumir 5,28 kilogramos de este producto, unos resultados significativos que confirman el buen funcionamiento del sector en España.
Por su parte, el consumo general de pescado anota un descenso del 3,3% en su volumen de adquisición con respecto a los datos reflejados por el informe de 2016. Se estima que a lo largo del pasado año cada español llegó a consumir cerca de 24 kilogramos de este alimento, una bajada de casi siete puntos con respecto a 2016. Esta tendencia se suma a la de los últimos ocho años, quedando patente una progresiva disminución de su consumo doméstico. 
El pescado fresco sigue siendo el favorito en los hogares españoles, representando un 44,4% de cuota en  este tipo de productos, seguido muy de lejos por la versión congelada que tan solo representa un 10,5% del total.

el favorito de los jubilados
Los consumidores que adquirieron más pescados, marisco y conservas fueron los jubilados. Los hogares formados por "millennials" independientes fueron aquellos que realizaron una menor compra de productos procedentes del mar. 

El consumo de los alimentos en Galicia

Además de los datos que afectan a los productos del sector pesquero, el informe del Ministerio de Agriculutura y Pesca incluye información sobre el comportamiento de los consumidores con respecto a otros productos alimenticios, destacando su importancia las distintas regiones españolas. 
En el caso de Galicia, la comunidad se encuentra situada  en el quinto puesto  del ránking en cuanto a gasto per cápita en productos de alimentación con un total de 1.599,02 € invertidos de mediadurante el pasado año 2017. 
Por productos, los consumidores gallegos destacan sobre el conjunto español gracias a la adquisición que realizan de aceite de oliva, mariscos, pan, patatas frescas, carne de vacuno o carne de cerdo, entre otros.
La cerveza con alcohol, las patatas procesadas y los vinos espumosos y cavas son aquellos artículos que durante el año pasado compraron en menor medida los gallegos.