CELTA

Sólo siete equipos de la Liga son propietarios

El Atlético se ha hecho con la Peineta pero el Osasuna perdió su campo por las deudas

La base de la cubierta, ya sobre las gradas de Tribuna Alta y Tribuna Baja del estadio de Balaídos.
La base de la cubierta, ya sobre las gradas de Tribuna Alta y Tribuna Baja del estadio de Balaídos.
Sólo siete equipos de la Liga son propietarios

El estadio es, junto con los derechos de televisión y los patrocinios, la principal fuente de ingresos de un equipo de fútbol. Para tener contexto de la propuesta realizada ayer por Carlos Mouriño un estudio de KPMG Football Benchmark señala que sólo siete equipos de la Liga, el 35%, tiene campo propio. Los estadios de los 20 equipos de la Liga son, en general, viejos (sólo tres se han inaugurado este siglo), públicos y no especialmente grandes, según ese informe. Mientras, en la Premier League inglesa el 80% de los clubes son dueños de sus campos (16 de 20) y en Alemania el 55% (10 de 18). También hay que tener en cuenta que en la Bundesliga 11 de los 18 se han construido en el siglo XXI y 14 recintos tienen un nombre de un patrocinador (como Allianz o Signal), así como siete en la Premier (como las aerolíneas Etihad o Emirates  o la casa de apuestas Bet365).
Entre los estadios españoles la mayoría son públicos aunque destaca el caso del Betis, cuyo campo entregó el ayuntamiento de Sevilla al club en 1961 y que está en pleno proyecto de remodelación. Más recientemente, el Atlético de Madrid se hizo con la propiedad del Estadio Olímpico de Madrid, conocido como La Peineta, en una operación urbanística con los terrenos del Vicente Calderón, que el club prevé abandonar en cuanto terminen las obras del nuevo estadio. Los aprovechamientos urbanísticos de los terrenos del Manzanares servirán para pagar la obra del nuevo campo. 
Entre los campos de Primera hay una situación a la inversa, de un club que tuvo que entregar el estadio a la Administración. Fue el Osasuna, que en 2014 tuvo que entregar el campo de El Sadar y las instalaciones deportivas de Tajonar como dación en pago a la Comunidad Foral de Navarra por su deuda con Hacienda, de 53 millones. Con el paso de los años, la Administración se ha mostrado de acuerdo con las aspiraciones del club de recuperar su patrimonio.
En este sentido, la Unión Europea investiga la cesión de campos municipales a los clubes españoles de fútbol, tras denuncias de estados miembros sobre medidas de los municipios a favor del equipo local. Algunas de esas denuncias se referían a los alquileres que se cobran y reclama precios de mercado.
Por otro lado, Carlos Mouriño se refería ayer a las facilidades que han dado distintas administraciones a equipos de fútbol para remodelar sus campos. En concreto citó el caso del Real Madrid y el Valencia. En el primer caso Florentino Pérez y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, escenificaron hace unos pocos días el acuerdo total con un diseño que modifica el que bloquearon los tribunales, pero no renuncia a una gran zona comercial y un hotel de lujo, desde cuyas ventanas se podrán ver los partidos. El presupuesto asciende a 400 millones de euros y el principal punto de discordia fue un espacio público entre Castellana y la fachada oeste del estadio, que hoy se destina a aparcamiento, que se convertirá en una plaza pública de uso peatonal y que servirá de antesala a la puerta principal del estadio con un soportal que no altera el carácter público y permite ampliar el espacio interno. Además tendrá una plaza privada de uso público. Mientras, en Valencia la operación del nuevo Mestalla está estancada. n