CELTA

Una plantilla llena de titulares

Dieciocho de los veintidós célticos ya han formado parte de un once y diecisiete de ellos repiten de forma asidua

El último once inicial del Celta en Balaídos. A Luis Enrique le gusta variar su apuesta en la alineación semana tras semana.
El último once inicial del Celta en Balaídos. A Luis Enrique le gusta variar su apuesta en la alineación semana tras semana.
Una plantilla llena de titulares

Una parte fundamental del fútbol es la gestión del grupo. Resulta complicado mantener contentos veintitantos egos y el técnico celeste, Luis Enrique Martínez, lo está consiguiendo a base de repartir minutos y tras las operaciones de salida realizadas en el reciente mercado invernal. Así, de los 22 jugadores con los que cuenta habitualmente en la primera plantilla, 18 han sido titulares en alguna ocasión en Liga y 17 llegan al menos a las nueve presencias en un once titular céltico obviamente largo. El que sólo pisó la tierra prometida una vez fue Levy Madinda, precisamente en el choque de la primera vuelta contra el Getafe, próximo rival celeste.


De hecho, los cuatro que todavía no han formado en el once son casos peculiares. Dos de ellos, Íñigo López y Welliton Soares, acaban de llegar al grupo en enero y mientras que el primero ya debutó el pasado sábado como celeste, el segundo todavía no ha podido hacerlo al estar fuera de forma. El tercero de este cuarteto es Mario Bermejo, que recibió el alta el pasado noviembre tras una grave lesión de rodilla y hasta la fecha ha salido en cuatro ocasiones desde el banquillo. Y el cuarto es el meta suplente, Sergio Álvarez, que sólo ha podido jugar en Copa.


En el diseño de equipo de Luis Enrique Martínez hay cinco futbolistas que parecen fijos: Yoel, Mallo, Fontás, Rafinha y Charles. Pero lo mismo sucedía hasta hace dos semanas con Borja Oubiña, quien ha seguido desde el banquillo los dos últimos choques. Por lo tanto, la siete plazas restantes –que no puestos, dada la versatilidad de muchos de los jugadores de la plantilla– han dado cabida a hasta trece futbolistas más a lo largo de las 24 jornadas disputadas.


Ese reparto mantiene activos e implicados a la práctica totalidad de una plantilla llena de titulares que vive el mejor momento de la temporada.