CELTA

La gran noche de Toni Madrigal

El Novelda eliminó al Barcelona de la Copa en 2002 con un 'hat-trick' del actual segundo entrenador del Celta B

Toni Madrigal, entre el entrenador del Celta B, Rubén Albés, y el del primer equipo, Juan Carlos Unzué.
Toni Madrigal, entre el entrenador del Celta B, Rubén Albés, y el del primer equipo, Juan Carlos Unzué.
La gran noche de Toni Madrigal

El Celta inaugurará 2018 el 4 de enero en Balaídos con el partido de ida de la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey que le enfrentará al Barcelona. Superar al conjunto blaugrana es todo un desafío para los pupilos de Juan Carlos Unzué, aunque en el Celta hay alguien que hace tres lustros protagonizó una gesta mucho mayor. El 11 de septiembre de 2002, el Novelda, equipo de Segunda B, eliminó de la Copa al Barcelona de Louis Van Gaal, al que ganó 3-2 merced a un 'hat-trick' de Toni Madrigal, en la actualidad segundo entrenador del Celta B.
Antonio Jesús Madrigal (Alicante, 1976) jugó durante una década en Segunda B con siete clubes diferentes: Alzira, Terrasa, Novelda, Levante B, Sabadell, Baza y Villajoyosa. Era delantero y marcó 68 goles en la categoría de bronce. Su mejor registró llegó en el curso 2002/2003, en el que firmó una docena de tantos en liga y cinco más en la Copa, tres de ellos en aquel partido contra el Barcelona que se mantiene indeleble en su memoria. "En el Novelda teníamos un buen equipo y nos estábamos clasificando todos los años para la Copa del Rey. Teníamos la suerte de que el formato era otro y hacías un par de rondas previas contra equipos de Segunda B o incluso algún Tercera y ya te tocaba un rival importante", rememora Madrigal, que una temporada antes ya había eliminado con el Novelda a dos equipos de Primera: al Valencia, campeón de Liga a final de temporada, por alineación indebida y a la UD Las Palmas de Fernando Vázquez.  "Ese año, hicimos las rondas previas, pasamos y nos tocó el Barcelona. Era como un premio para nosotros. Al estar jugando en Segunda B, cuando te toca un equipo de superior categoría lo vives con mucha pasión. Juegas contra un grande, vas a ser el centro de atención y es un partido importante para una localidad como Novelda. Todo aquello a lo que estábamos acostumbrados como espectadores lo íbamos a vivir como jugadores", agrega.
El encuentro no empezó bien para el equipo de Madrigal. A los 7 minutos, el brasileño Geovanni hizo el 0-1 para el Barcelona. "En ese tipo de partidos sueles terminar mejor que empiezas. Te tienes que adaptar al ambiente y conforme va transcurriendo el partido, te vas metiendo más en él y ya es un partido más, aunque enfrente tengas a De Boer, Reiziger o Saviola. En la primera parte dominó el Barcelona y nosotros estábamos un poco nerviosos, desajustados. Y la primera que tuvieron la metieron", explica el segundo de Rubén Albés. "En la segunda parte, dimos un paso adelante y tuvimos la suerte de marcar el primer gol en un saque de banda lateral. Empezamos a apretar un poco más y el 2-1 vino enseguida. Entonces ya empezamos a pelear por el resultado. Ya no sólo jugábamos para disfrutar. El partido fue más igualado. Ellos tenían la posesión y atacaban, pero nosotros hacíamos mucho daño en las transiciones. Nos empataron a dos en un penalti dudoso, pero faltando doce minutos marcamos el tercero y ahí ya sí que tocó defender el resultado a muerte", añade.
Toni Madrigal fue el héroe de aquella noche ante un Barcelona que volvía a caer en la Copa ante un Segunda B, ya que la temporada anterior lo había eliminado el Figueres. "En el momento, no eres muy consciente. Cuando terminó, la sensación era la de haber logrado algo importante, pero como cuando lograbas un ascenso con tu equipo. No me di cuenta de la repercusión hasta que entré en la rueda de prensa. Tuvieron que habilitar la pista del pabellón y cuando entré y vi tantos periodistas, me di cuenta de la magnitud, de lo que supone jugar contra un grande", recuerda ahora Madrigal, que durante su trayectoria en la categoría de bronce jugó a las órdenes de técnicos como Javi López, Oltra, Bordalás, Robert Fernández –actual director deportivo del Barcelona– e incluso Miguel Torrecilla, entonces director deportivo del Novelda y que ejerció de técnico en un partido tras la destitución del ex del Ourense Antonio Teixidó. 
Ahora, el Celta tratará de emular a aquel Novelda, aunque en este caso el duelo será entre equipos de la misma categoría. "La situación es muy diferente. Veo muy bien al Celta. La última referencia, que es el partido de Liga contra el Barcelona en su campo, es buena. El Celta hizo muy buen partido, las sensaciones fueron muy buenas y creo que ahora mismo es capaz de plantarle cara a cualquier equipo. Un equipo de la magnitud del Barcelona o el Real Madrid siempre parte como favorito, pero sinceramente veo la eliminatoria bastante igualada", asegura Madrigal, más partidario de las eliminatorias a partido único en la Copa: "Por interés y para animar el formato, es mucho mejor jugar. La gente se animaría a ir más a los campos y haces una Copa del Rey más global, más abierta a todos. A los grandes es casi imposible ganarles a doble partido. El fútbol vive de los aficionados y sería un buen gesto de cara al espectáculo".n