FÚTBOL AMERICANO LIGA GALLEGA

La fiebre del 'touchdown'

Los Guardians, primer equipo vigués de fútbol americano, debutan con victoria en la LGFA

Los Vigo Guardians, a la derecha, se impusieron a los Oviedo Madbulls el pasado domingo en el campo de Fragoselo.
Los Vigo Guardians, a la derecha, se impusieron a los Oviedo Madbulls el pasado domingo en el campo de Fragoselo.
La fiebre del 'touchdown'

Fragoselo, el campo de entrenamiento del Coruxo,   vivió el pasado domingo el estreno de los Guardians, el primer equipo vigués de fútbol americano de la historia, en la Liga Gallega de este deporte, un torneo nacido hace sólo tres años y que disputan seis clubes.
Los Vigo Guardians derrotaron a los Oviedo Madbulls –equipo invitado a jugar en Galicia al no existir liga territorial en Asturias– por 19-12 después de llegar al descanso perdiendo 0-12. "Es como si en fútbol estuviésemos perdiendo 0-2 y acabáramos ganando 3-2", explica el presidente del club vigués, Pedro Álvarez.
Pero hasta llegar a esa fecha histórica, este deporte típicamente estadounidense ha ido creciendo en silencio en Vigo y en toda Galicia.
"El equipo lo formamos en el verano de 2010 unos aficionados al fútbol americano que nos conocimos por internet, porque en Santiago y A Coruña había unos chicos que hacía ya dos años que se juntaban para jugar en el parque y tenían un foro", explica Pedro Álvarez, que con otros aficionados "primero probamos en A Riouxa, lo que pasa es que al ser tan vertical era un poco difícil y acabamos entrenando en Castrelos. Empezamos con la modalidad sin contacto, que se llama 'fútbol flag', y cuando juntamos la gente suficiente nos decidimos a comprar las equipaciones, los cascos y las corazas. Además tuvimos la suerte de que un italiano con experiencia como jugador y entrenador, Riccardo Concu, se vino a vivir a Vigo y gracias a eso hemos mejorado muchísimo. Ahora es nuestro técnico principal".
Desde entonces, los Vigo Guardians han conseguido formar un equipo de 26 jugadores –la Liga Gallega se disputa en la modalidad 8x8, con ocho deportistas de cada equipo sobre el campo en lugar de once– que llegaron al fútbol americano por diferentes vías. "Algunos se aficionaron por juegos de ordenador, otros viendo los partidos de la NFL que emite de madrugada Canal Plus y luego están los que conocen a alguien que ya lo practica y se deciden a probar algo nuevo", señala el dirigente del club vigués, que asegura que "llevo seis años en esto y no conozco a nadie que se haya puesto una coraza, haya hecho un par de placajes y haya dicho 'esto no me gusta'. Si lo pruebas, no hay nada igual".
La Liga Gallega (LGFA) está formada por seis equipos y, de momento, desvinculada de las competiciones nacionales. "Hay tres divisiones estatales, la Serie A, B y C, y para competir a nivel nacional habría que inscribirse en la Serie C, que tiene plazas libres, pero el desembolso económico es muy importante porque no tenemos ninguna ayuda pública".
El dinero es precisamente uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el equipo vigués. "Pagamos un campo para entrenar a la Universidad de Vigo y otro para jugar, en Fragoselo, que hemos tenido mucha suerte con el Coruxo y estamos muy agradecidos. Pero entre eso, las licencias, los arbitrajes y los desplazamientos nos ponemos en unos diez mil euros", apunta Pedro Álvarez.
Hasta el momento, los Guardians han conseguido dos patrocinadores, el AD Sports Bar, un bar dedicado a distintos deportes que se encuentra en la avenida de La Florida, y Football America, "una tienda británica en la que compramos las equipaciones y que nos hace muy buenos precios, porque en España sólo hay dos tiendas con este tipo de material y tienes que gastarte unos 300 euros por cabeza en una equipación normalilla", señala Pedro Álvarez.
Tras su estreno en la LGFA el pasado fin de semana, el equipo vigués volverá a jugar el próximo domingo en Fragoselo (16:30) ante los Santiago Black Ravens, vigentes campeones. "En el primer partido vinieron más de sesenta personas a vernos y sin que viajara nadie desde Oviedo, lo que no está nada mal, así que en éste esperamos bastante más público", apunta el presidente de los Guardians, que asegura que "las bases del fútbol americano no son difíciles de entender porque en el ataque se trata de correr o lanzar un pase largo. Luego, profundizar en las reglas es un poco más complicado, pero sin saber, se puede ver un partido y disfrutarlo. Además hay un detalle importante, que es que el árbitro, cada vez que pita una falta, explica a la grada lo que ha pasado y por qué. Entonces el público lo va entendiendo partido a partido".
Eso sí, deja claro que es muy diferente al rugby: "El fútbol americano y el rugby son como el fútbol sala y el balonmano. Se juegan sobre la misma superficie, con el mismo balón y la misma portería, pero no tienen nada que ver". n